domingo, 19 de octubre de 2014

Literatura: 'Autoridad', de Jeff VanderMeer [Southern Reach #2]

"Igual que los miembros de la expedición anterior, ninguna de ellas recordaba cómo había cruzado la frontera invisible para salir del Área X. 
Ninguna parecía recordar apenas nada."



Libro: Autoridad (Authority, 2014)
Autor: Jeff VanderMeer
Editorial: Grupo Planeta - Destino
Género: ciencia ficción, distopía, misterio, terror
Año de publicación: septiembre 2014
Páginas: 447
Edición: rústica con solapas
Web: Jeff VanderMeer
Extras: Booktrailer
Valoración: 9/10

¿De qué trata?
Durante treinta años, el único contacto humano con el Área X, una zona donde una naturaleza malvada ha acabado aparentemente con toda forma de vida humana, han sido las expediciones enviadas por la agencia estatal Southern Reach. Después del fracaso de la expedición número 12, narrada en la primera parte de la trilogía, Aniquilación, la agencia se encuentra sumida en el caos. 
Control ha sido nombrado nuevo director de la agencia. Con la única ayuda de un equipo en el que no puede confiar, Control debe desentrañar qué sucedió en la última expedición. Pero a medida que resuelve los enigmas que rodean el Área X, Control se ve enfrentado también a su propia verdad y a la de la agencia que dirige. Y las consecuencias de todo ello pueden ir mucho más lejos de lo que imagina.
Southern Reach 2/3:  [Así empezó todo]  //  Aniquilación  //  Autoridad  //  Aceptación 


Leer Autoridad ha sido un reto. Con Aniquilación aún poniéndome la piel de gallina por la impresión, con ese final de infarto del que era imposible discernirr nada, ha sido realmente un placer culpable. De enfrascarme en sus páginas sabiendo que no conseguiría desvelar todos los secretos de la inquietante anomalía topográfica del Área X, de obligarme a rememorar ciertos pasajes del libro anterior que me dejaron desconcertada para superponerlos con los del libro actual, de perseguir a todos los personajes a por respuestas, pero también del nuevo aluvión de sentimientos y desconcierto general que me ha provocado.

Autoridad ha sido, a grandes rasgos, una lectura asfixiante, agobiante, dura y rozando la paranoia. Salimos desorientados de la duodécima expedición para darnos de bruces con las instalaciones de la agencia Southern Reach, donde Control, nuestro actual protagonista, debe poner orden a lo que considera una terrible desestructura de empresa. Con la idea de hacer huir a las ratas que denomina empleados para que la empresa reflote, considera su trabajo una simple burocracia, de releer informes y tachar de una vez por todas el misticismo que rodea la agencia. Pero pronto, el misterio de la famosa anomalía topográfica le alcanza y le fulmina, y nosotros tras él. Instalaciones en desuso o grotescamente cómicas, plantas perennes que desbaratan toda teoría de la creación, las ya conocidas palabras del farero taladrándonos la mente constantemente, empleados extrañamente felices de los misterios que desentrañan las expediciones, y una sola grabación de una expedición del Área X han hecho de Autoridad un relato más que enfermizo y agobiante, del que te obliga a ir con calma a cada página, pero al mismo tiempo te urge a devorar la historia por miedo a que la locura te alcance sin saber.
Debería decir que estoy decepcionada al no encontrar ninguna respuesta palpable sobre el Área X que tanto me impresionó en Aniquilación, pero sí regalarme a regañadientes una continuación llena de misterio y desconcierto, pero he quedado nuevamente prendada, quizá hasta hipnotizada, del poder atrayente que ejerce la anomalía topográfica a todo aquel que la conoce. Pero desde luego, esta sensación de desasosiego no hubiera sido posible sin leer a Control, que con su férreo control y su cinismo ante lo paranormal, acaba sucumbiendo al deterioro de lo inexplicable y le destroza la duda y el miedo que rodea a este simple desastre medioambiental. A su espíritu quebrado hay que añadirle la maestría de VanderMeer, que imprime nuevamente a su historia un aire lúgubre y espeso, donde el Área X nos persigue más que nunca, aunque estemos justamente fuera de su territorio. Finalmente, para acabar de sazonar esta segunda obra maestra distópica, nos ofrece reiterados retazos de pesadillas con todo un personal desquiciado, pero también de imágenes tan estrambóticas como conejos exploradores o el memorable vídeo de la primera expedición del Área X, cuyo pasaje hay que releer varias veces para imaginar cada ápice de esta locura


Me es difícil nuevamente plasmar en una reseña todo lo que me ha hecho sentir Autoridad, porque me quedaría sin adjetivos para definirme. Ha sido una continuación más que asfixiante y agobiante, donde en cada cubículo de Southern Reach había un misterio por desentrañar, con el espléndido deterioro de Control, que no ha hecho más que acrecentar mis deseos de leer el final de esta trilogía para poder desentrañar lo que es un misterio que sigue escapando a mi control.


Con la colaboración de Grupo Planeta

8 comentarios :

  1. Leí Aniquilación hace nada y este libro le tengo muuuuuchas ganas, sobretodo porque como dices tu, la primera novela me dejó fascinada y con muchas ganas de más. Aunque he leído que baja un poco la intensidad en esta, tengo ganas de leerla, aunque creo que esperaré a que salga el tercero para no morir de la espera xDDD

    '¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para nada, es igual de increíble e inquietante que la primera parte, ya verás :)

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Como ya te he dicho no sé que me ha ocurrido con Aniquilación. Me da hasta envidia ver como estáis disfrutando de esta saga y que yo no lo haga...
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Tengo que leer esta saga. Me llama muchísimo la atención.

    ResponderEliminar
  4. Estoy deseando leerlo, el primero le gustó y me sorprendió mucho!!!!

    Besos :*

    Un Lugar Mágico

    ResponderEliminar
  5. Me encantó, no sabía por dónde me iban a salir los tiros y me sorprendió y me dejó con más ganas aún de seguir la historia
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Genial el segundo libro, sobre todo el último tercio en el que es imposible dejar de leer.

    ResponderEliminar

¡Sígueme en Instagram!


Más fotografías en @miss_xerinola