viernes, 3 de junio de 2011

Libro: 'El corredor del laberinto', de James Dashner [El corredor del laberinto #1]

Y a continuación, crítica literaria de una trilogía distópica que se ha hecho de rogar en mi estantería. No disfrutaba de una buena novela juvenil desde Los Juegos del Hambre, y estoy deseando leer ya la continuación, así que adelante con mi opinión.
De nuevo, gracias a Nocturna Ediciones por el envío de este ejemplar.

Como siempre, ficha técnica:
Libro: El corredor del laberinto (Maze Runner, 2009)
Autor: James Dashner
Editorial: Nocturna Ediciones
Género: ciencia ficción juvenil, distopía
Fecha de publicación: noviembre 2010
Páginas: 528
Edición: rústica con solapas
Valoración: 9/10

¿De qué trata?
«Bienvenido al bosque. Verás que una vez a la semana, siempre el mismo día y a la misma hora, nos llegan víveres. Una vez al mes, siempre el mismo día y a la misma hora, aparece un nuevo chico, como tú. Siempre un chico. Como ves, este lugar está cercado por muros de piedra… Has de saber que estos muros se abren por la mañana y se cierran por la noche, siempre a la hora exacta. Al otro lado se encuentra el laberinto. De noche, las puertas se cierran… y,si quieres sobrevivir, no debes estar allí para entonces».
Todo sigue un orden… y, sin embargo, al día siguiente suena una alarma. Significa que ha llegado alguien más. Para asombro de todos, es una chica. Su llegada vendrá acompañada de un mensaje que cambiará las reglas del juego.

El corredor del laberinto (1/3): El corredor del laberinto  //  Las pruebas  //  La cura mortal  //  [Información clasificada //  [El Destello]   //  El código de CRUEL


Pese a todas las buenas críticas que había leído de El corredor del laberinto, nunca encontraba el momento para ponerme con su lectura. Por suerte, me acordé de la película de Vincenzo Natali, Cube, y al ver ligeras similitudes en trama y entresijos político-científicos, decidí darle una oportunidad. E impresionada me he quedado.

Cuando Thomas despierta en el Claro, rodeado de adolescentes y muros opresores,  no recuerda nada de su vida pasada a excepción de su nombre. Su memoria está fragmentada y no consigue completar sus recuerdos para averiguar quién es, de manera que no puede hacer frente a la situación que se le viene encima: se encuentra en un mundo extraño, poblado por chicos que, tras unas estrictas normas de conveniencia y orden, intentan escapar del temido Laberinto, un lugar repleto de horripilantes criaturas y con rutas que cambian todas las noches. Pero al decidir probar suerte para intentar descifrar el laberinto y encontrarse a sí mismo, aparece la primera chica del poblado, anunciando el fin de ese mundo.

El enorme muro de piedra de su derecha parecía desafiar todas las leyes de la física al deslizarse por el suelo, echando chispas y polvo mientras se movía, roca contra roca. El crujido hizo que le vibraran los huesos. Thomas se dio cuenta de que sólo se estaba moviendo esa pared, que se dirigía hacia su vecina de la izquierda y se preparaba para sellarse, deslizando aquellas barras que sobresalían para meterse en los agujeros taladrados del otro lado.
"Imposible-pensó."

El corredor del laberinto es sorprendente e inesperado. Siendo como están las distopías de moda y, por ende, a punto de saturar la literatura, Dashner ofrece su propia versión del concepto añadiéndole más dificultad, con un laberinto al más puro estilo mitológico y con conceptos algorítmicos para mantener en vilo constantemente al lector. De la mano de quinceañeros que han construido su propia civilización atestada de acné y normas extremas, encontramos una trama repleta de misterios, preguntas, incertidumbre y mucho miedo por el más allá. Porque el Laberinto no supone un efímero problema que resolver en sus vidas, sino que tienen que lidiar con la idea de que, en la salida, hay un mundo que desconocen y seguramente muy diferente al paraíso que han construido.

La pluma de Dashner crea un mundo singular donde es imposible no sumergirse. Con una estructura escrupulosamente detallada, Thomas convive con pequeños urbanitas que diseñan cada día planos del Laberinto e intentan sonsacar cualquier coma o punto diferente, estrujando sus cerebros de geniecillos y buscando operaciones imposibles; al mismo tiempo, realizan tareas imprescindibles para sobrevivir y establecer un poco el orden. A ojos del lector, son personajes hostiles y obcecados con el mundo exterior, aunque algunos pueden encandilar con su sarcasmo o empatía, como Minho o Newt. No obstante, sigue siendo una novela juvenil, así que las palabrotas e invenciones de vocabulario son constantes, no hablemos ya de peleas, bravuconadas e incesantes hinchamientos de pecho para demostrar hombría. En definitiva, una mezcla magistral para encandilar a quien lo lea.

-Ahí fuera está el Laberinto- susurró Newt con los ojos abiertos como si estuviera en trance-. Todo lo que hacemos (nuestra vida, verducho) gira en torno a él. Pasamos cada bonito segundo de cada bonito día honrando al Laberinto, intentando resolver algo que ni siquiera sabemos si tiene una maldita solución, ¿sabes? Y queremos enseñarte que no es un sitio donde quieras meterte. Te enseñaremos por qué cierran los puñeteros muros todas las noches. Te enseñaremos por qué no debes nunca, y digo nunca, sacar tu culo ahí fuera.
Newt retrocedió, todavía sujeto a la enredadera. Le hizo una señal a Thomas para que ocupara su sitio y mirara a través de la ventana.
Una criatura grande y bulbosa, del tamaño de una vaca, pero sin ninguna forma definida, se retorcía furiosa en el suelo del pasillo exterior.

Si bien se juega con conceptos tan suculentos como un laberinto que está directamente relacionado a la salida de un mundo postapocalíptico, su punto fuerte es la inteligencia que se esconde tras la historia. El autor juega constantemente con la astucia del lector, ya que, al ser Thomas un protagonista puro y vacío de contenido, cada pista o recuerdo que él percibe, cada interrogante desvelado por cierta pared del Laberinto, lo transmite al mismo tiempo a quien lo lee. Por lo tanto, es imposible anticiparse a la historia e intentar llegar antes a la meta sin perderse en diatribas o conjeturas; la información se da con cuentagotas y la ignorancia es constante. En resumen, irremediablemente adictivo, incomprensiblemente irritable.

Además de ello, hay que saber leer entre líneas y captar todos los detalles que Dashner ofrece. La civilización que presenta el autor puede recordar vagamente a la de El señor de las moscas, con una serie de líderes que organizan horarios, tareas y responsabilidades, para así mantener la estructura y espíritu del grupo. Aún así, hay que añadirle otros como el concepto de Gran Hermano, ya que todos los jóvenes son vigilados por animales-espías y controlados constantemente de sus acciones y pensamientos; el mito de Ariadna y su laberinto eterno, aunque éste está repleto de monstruos, trampas y pistas sobre la salida, así como compararlo con teorías como la Caverna de Platón y el miedo al mundo exterior.

-Es una prueba, Newt. Todo es una prueba.
Newt asintió.
-Como un experimento.
Thomas negó con la cabeza.
-No, no lo entiendes. Nos están eliminando, quieren ver si nos rendimos. Nos tiran variables e intentan que nos rindamos. Ponen a prueba nuestra capacidad para tener esperanza y luchar. Que enviaran a Teresa aquí y desconectaran todo era sólo la última parte, pero aún falta el análisis final. Ha llegado la hora de la última prueba. La de escapar.

El corredor del laberinto es un libro totalmente recomendable para aquellas mentes despiertas que buscan aventuras y misterios en cada esquina. Unos personajes extravagantes, un mundo alternativo y una explicación científica detrás de esta ficción conviven entre sus páginas, además de un final sorprendente a la par que estresante. Pese a ser inicio de trilogía y dejar en consecuencia muchos cabos sueltos, es una lectura indispensable.


28 comentarios :

  1. Leí comentarios opinando que era tan buena como Los Juegos del Hambre. Ya le he echado el ojo y algún dia caerá en mis manos :D

    ResponderEliminar
  2. @Chi Fendyn, es parecido a LJDH en relación al juego, aunque en vez de ser un torneo, aquí es un laberinto :) es muy bueno!

    ResponderEliminar
  3. Justo lo empecé ayer y la verdad es que me estoy aguantando porque tengo que estudiar que si no...

    Suerte que has mencionado que los chicos se inventaban palabras; como lo estoy leyendo en inglés estaba mosqueadisima porque habia palabras que no salian en el diccionario xD Me quedo más tranquila. Ademas, es que hablan como unos 'mataos' y me hace mucha gracia x)

    De la historia no se casi nada pero por lo que veo tiene una pinta...Ains, que tengo que seguir estudiando! xDD

    Un abrazo~ ;)

    ResponderEliminar
  4. Este junto con Pequeñas Mentirosas son los libros que MÁS me apetecen leer, a ver si caen en mis manos bien prontito :)

    Así leo tu reseña al completo que no quiero saber mucho más de lo que ya se :d


    bss

    ResponderEliminar
  5. Quiero/necesito leerlo *_*
    ¡Me alegro que te haya gustado tanto! :P

    PD: Me he leído un trozo sólo de la crítica, porque no me da tiempo a más, pero ya la acabaré (L)

    Un besazo guapa! A ver cuando nos vemos!

    ResponderEliminar
  6. Mira que huyo de las trilogías, pero con tan buena reseña, ¿cómo me puedo resistir?
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. super buena reseña! la verdad me llama mucho la atencion! espero leerlo!

    ResponderEliminar
  8. Me has hablado tan bien de el que estoy deseando tenerlo en mis manos *_*
    Además asi filosofeo jajajaja

    Ha sido una crítica muy molona, ¡que ganas de que llegue!

    Besos guaaaaaapi

    ResponderEliminar
  9. Realmente me ecantó este libro, tienes razón, es completamente adictivo e intrigante, al final me que quedado con cara de que!?, esperando que salga la segunda parte.

    Me gustó tu crítica, muy ordenado todo :D.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  10. Otro que tengo pendinete, a ver si me pongo al día xD

    Un besito ^^

    ResponderEliminar
  11. Lo quelo y te odio! que lo sepasss, jajajaja.

    ResponderEliminar
  12. Que reseña más currada :)
    Yo dudo mucho de si leerlo algún día o no, no sé a pesar de todo lo bueno que tiene, hay algo que no me termina de convencer o.ó
    Besitos! ^^

    ResponderEliminar
  13. Lo quiero leer! Esto de las distopias me gusta.

    Besos y muy buena reseña.

    ResponderEliminar
  14. Desde que dijiste que lo estabas leyendo tenía muchísimas ganas de ver la reseña. Creo que el libro me va a encantar, es muy de mi estilo. Las distopias me suelen gustar mucho :).

    Muy buena reseña, me ha encantado leerla :D. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  15. ¡ Hola guapísima !

    Sabes que le tengo muchas muchasganas a este libro y tambiénsabes que caerá bien prontito ^^ Espero que me guste tanto o más como LJDH ;D

    Un gran beso :)

    ResponderEliminar
  16. Reseña curradísima, como todas las tuyas.
    Ya te dije hace tiempo lo mucho que me encantó este libro, totalmente de acuerdo contigo en casi todo, como casi siempre ;), especialmente en esto:
    "No obstante, sigue siendo una novela juvenil, así que las palabrotas e invenciones de vocabulario son constantes, no hablemos ya de peleas, bravuconadas e incesantes hinchamientos de pecho para demostrar hombría"
    Me irritó muchísimo xDDDD.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  17. A mi me encantó este libro, sin duda es uno de mis favoritos *____*
    Un besazo guapa! Estupenda reseña, como siempre ;)

    ResponderEliminar
  18. A mi me encantó este libro y estoy deseando que salga el siguiente, además me dejo con la intriga del final... :)

    Besos ^^

    ResponderEliminar
  19. Oh.. interessant!!! ^____^

    Quines ganes d'acabar i llegir de nou! Tinc clar k si un dia em dona per comprar llibres faré cas de les teves opinions jejeje...

    Muuuaaaaaa!!!

    ResponderEliminar
  20. wait, puede recordar a :
    - el señor de las moscas
    - cube
    - el gran hermano de 1984

    y ademas tiene factores de distopía? (aparte de lo que dices del gran hermano)

    le falta un minotauro en el centro del laberinto y ya perfecto!!!

    a mi lista que va

    ResponderEliminar
  21. Reconozco que he leído la reseña por encima porque quiero leer el libro sabiendo lo menos posible. Le tengo muchísimas ganas, así que en cuanto lo pille lo leo y a ver qué tal ^^ (que seguro que genial porque a todo el mundo le está gustado y si tiene un aire LJDH... ni te cuento xD)
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  22. Me lo he comprado!!!
    A ver si coincido contigo en opiniones cuando lo lea!

    ResponderEliminar
  23. Buena reseña!!!

    Yo compré el libro a primeros de año y todavía está esperando que lo lea (soy un desastre, tengo mil pendientes jajaj).

    A ver si se espabilan con las continuaciones!

    Besotes

    ResponderEliminar
  24. Ya podía vivir cerca tuya y nos cambiábamos los libros ^^ Que ganas me han entrado de leerlo.. pero por ahora no puedo.. aunque me lo apunto ^^

    Un besin Maestra!!

    ResponderEliminar
  25. Me lo recomendó una amiga hace tiempo y con tu reseña me has terminado de convencer! Si está a la altura de Los Juegos del Hambre merece la pena. Aunque mi amiga me dijo que el final era un poco mierda... pero ahora no recuerdo exactamente porque le decepciono =S
    Reseña muuuuuy currada, haciendo comparaciones, me encanta como relacionas los libros que lees con películas, otros libros, incluso filosofía o mitología!
    You rules, Saru! ^^

    ResponderEliminar
  26. @Skila, es que el lenguaje inventado era un poco cutre, rompía muchos momentos xDDDDD

    @yattaman, exacto! Tienes que leerlo y espero que te guste tanto como a mí :)

    @xulieta, estaré pendiente de tu opinión!

    @crisis.91, podemos enviarnos ejemplares! xDDDD

    @Eileen, debes leerlo ò_ó el final creo que entiende lo que quiere decir, pero piensa que es trilogía... XD
    Un besote!

    ResponderEliminar
  27. Me encantan los libros de misterio, aventura y donde el prota ha perdido la memoria. Me lo apunto que parece muy interesante.
    Besotes laberínticos.

    ResponderEliminar
  28. Hola,
    Me alegro de que te haya gustado :)
    Se agradecería el nombre de la traductora en la ficha :)
    Un saludo,
    Noemí.

    ResponderEliminar