jueves, 19 de mayo de 2011

Libro: 'La chica del lago', de Steph Bowe

Y por fin traigo ¡reseña literaria! Hoy plasmo mis impresiones sobre este libro que ha dado que hablar en la blogosfera y en la prensa mundial, y es que, además de tocar un tema peliagudo y violento, está escrito por una jovencísima autora de 17 años...
Eso sí, ya aviso de antemano: esta crítica puede contener detalles específicos de la trama.
De nuevo, gracias a Montena por el envío del ejemplar.

Como siempre, ficha técnica:
Libro: La chica del lago (Girl saves boy, 2010)
Autor: Steph Bowe
Editorial: Montena - Ellas
Género: drama juvenil
Fecha de publicación: abril 2011
Páginas: 235 
Edición: rústica con solapas
Valoración: 7/10

¿De qué trata?
En el momento más oscuro de su vida, Sasha Thomas conoce a la solitaria y excepcional Jewel Valentine.
Pronto descubrirán que tienen en común mucho más que ese instante decisivo. Ella, convencida de que su lugar en el mundo es “el exterior”; él, aquejado de una enfermedad terminal de la que sus amigos no saben nada. Ambos marcados por un pasado trágico que crea entre ellos un vínculo mágico e indestructible. No es fácil enamorarse cuando ya ha empezado la cuenta atrás, pero hay cosas contra las que no se puede luchar. Peor es desaprovechar un regalo inesperado y reparador que permitirá a Jewel y Sacha enterrar juntos su pasado.


Cuando La chica del lago llegó a mis manos, tenía muchas dudas respecto al contenido de la historia y lo que podría significar para mí. Por una parte, me llamaba enormemente encontrarme con una realidad entre sus páginas, pero por otra, no quería una historia que luego pesara sobre mi conciencia y me hiciera reflexionar demasiado. No obstante, me puse manos a la obra y descubrí una reflexión tierna y real sobre la vida misma.

Jewel Valetine acaba de cumplir los 18 años pero, pese a todo pronóstico, se ve obligada a volver a su pueblo natal en Melbourne tras la muerte de sus abuelos. No pisaba esas tierras desde hacía diez años pero todos sus recuerdos siguen intactos: la marcha de su padre, el distanciamiento de su madre y la dolorosa muerte de su hermano Ben, ahogado en el lago. Y es en ese mismo lago donde encuentra a Sasha, un chico extraño y escuálido que esconde un terrible secreto tras su sonrisa: tiene un cáncer terminal. Entre ellos surge enseguida la química y la comprensión, un amor que no necesita demasiadas palabras para florecer, aunque tras sus sentimientos y contratiempos de adolescentes, deberán hacer frente a otros problemas: la fugacidad del tiempo y de la vida.

La última palabra de mi hermano fue: "Polo".
Las últimas palabras de mi abuelo fueron: "Me encuentro mejor que nunca. Deja de preocuparte tanto."
Las últimas palabras de mi abuela fueron: "Jewel, calienta agua para el té, cariño."
Por lo que sabía, mi padre seguía vivo. Pero las últimas palabras que salieron de sus labios, antes de abandonarnos a mi madre y a mí, iban dirigidas a mí.
Dijo: "No deberías haber nacido."
Mi padre era un buen hombre. La muerte de mi hermano lo dejó destrozado. Pero esas cuatro palabras que me dijo cuanto tenía ocho años envenenaron mi vida para siempre.
 

La chica del lago ofrece una lectura que no deja indiferente a nadie: una historia aparentemente juvenil, con adolescentes que rozan la mayoría de edad y, por ende, adquieren las primeras responsabilidades de los adultos, pero que se topan con la inevitable llegada de la muerte. A través de los ojos de Sasha y Jewel somos testigos del avance de una enfermedad irrefrenable y la erosión que ello comporta en la vida de quienes les rodean, tanto en optimismo como en esperanzas respecto al mañana. Duro y cruel, Bowe se limita a mostrarnos que la realidad también puede encontrarse en un libro y resumirse en dos conceptos: Tempus Fugit, "El tiempo vuela", y Carpe Diem, "Aprovecha el momento".

Pese a que la historia que nos relata Bowe sea lineal y previsible, ya que no tiene más misterio que la cuenta atrás de una vida, la novela brilla por sí sola a través de una narración cautivadora y brillante sobre los sentimientos de cada uno de los personajes respecto a la enfermedad de Sasha. Aunque es un relato a dos voces y siempre lo vemos desde la perspectiva de los protagonistas, a partir de conversaciones y comentarios también sabremos cuáles son las intenciones de los secundarios para sobrellevar esta maldición. En las concisas páginas que conforman este relato, veremos pasar un sinfín de sensaciones y desgarradores confesiones sobre la noticia protagonizada por esta fugacidad de la vida: desconcierto, rabia, impotencia, optimismo y aceptación de la catástrofe.

-Y en cualquier caso, ¿no deberíamos preocuparnos un poco más por Sasha?
-Preocuparnos no va a cambiar las cosas, True- dijo Little Al- Se está muriendo, ¿qué podemos hacer contra eso?
-Tú eres el jodido genio de la ciencia, ve y encuentra una cura para el cáncer- le soltó True apartándose el pelo de la cara.
-Dios- murmuró Al respirando hondo.
-¿Qué?
-Nunca te había oído decir ninguna palabrota.
Lo siento. No sé cómo afrontar esto.

Los personajes que pululan por estas páginas son cercanos y reales, si bien también conservan una pizca de ironía y algún que otro comentario ingenioso sobre la vida misma. En un primer plano están los protagonistas, Jewel y Sasha, que pese al pasado trágico y el recuerdo constante de su desdicha, aceptan con cierto humor amargo la noticia, salvando langostas o robando gnomos de jardín para sobrellevarlo; los secundarios se componen por familiares y amigos, aunque el foco de atención recae sobre los padres protagonistas y Little Al y True, amigos de Sasha, que se encargan de poner el abanico restante de opiniones e incluso cierta poesía a las palabras.

Pese a todo, Bowe destaca tanto esta cautivadora historia que no presta tanta atención a fallos significativos en personajes y trama. Tanto Sasha como Jewel son protagonistas tremendamente planos que ocupan todas sus cavilaciones en los mismos pesares: la muerte de Ben y la leucemia. El dúo no avanza en ningún momento y se encierra sin dudarlo en su propia miseria, hasta que, concienciados de la fugacidad del tiempo, deciden aprovechar cada minuto y atesorarlo. Irónicamente, personajes secundarios como Little Al o True consiguen cierta evolución y madurez ya que aceptan la desdicha que se les viene encima y deciden continuar adelante.

Estoy sola; increíble, profunda e infinitamente sola.
No es solo el hecho de que mi hermano muriera. No es solo el hecho de que mi padre se fuera.
No es solo el hecho de que me enviaran con mis abuelos, y no es solo el hecho de que ambos hayan muerto.
No es solo el hecho de que mi madre tomara antidepresivos y llevara su propia vida, al margen de mí.
No es solo el hecho de que me siento responsable de la muerte de Ben, y no es solo el hecho de que no tenga amigos.
Es todo, y todo me supera y me aplasta al mismo tiempo.
Me siento rota por dentro.

La chica del lago es un libro que despertará sentimientos opuestos a quien lo lea. Precioso, desgarrador, esperanzador, realista, desconcertante e incluso satírico. Con una historia ya de por sí polémica y no apta para mentes sensibles ni fácilmente impresionables, Bowe nos muestra la imparcialidad de la vida y los caprichos del destino de la mano de dos adolescentes que justo se abren al mundo : te toca o no te toca; lo lees o no lo lees.

30 comentarios :

  1. Me ha despertado la curiosidad, muy buena reseña, me lo apuntó ò_ó

    PD: ¿Lloraré o no lloraré?

    ResponderEliminar
  2. Aunque el final fue demasiado precipitado, me gustó este libro: tierno, triste y con sentido del humor ^^

    Un besito =P

    ResponderEliminar
  3. La verdad que me llama mucho la atención y espero comprarlo pronto ^^
    Le tengo bastantes ganas!!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Gran reseña, sin duda! :)

    Había oído hablar un poquillo de este libro por blogs pero nunca me había llamado la atención como para interesarme por él, por lo tanto no tenía ni idea de lo que iba, y ni mucho menos me imaginaba que era sobre todo lo que acabas de explicar tú. Me lo apunto, me lo quiero leer, no en este mismo momento (porque tengo una historia con esa enfermedad muy reciente (una de tantas TT')) pero me lo apunto, para leermelo dentro de un tiempo :)

    Me ha gustado mucho tu reseña :) un besillo!

    ResponderEliminar
  5. Creo que este libro me gustaría, tiene muy buena pinta.
    Los libros de autoras jóvenes siempre suelen llamarme la atención y me dan curiosidad :D.

    Muy buena reseña, me ha gustado leerla :)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  6. Me apunto el libro, pero lo leeré más adelante, que estoy en una época de las que lloro por nada, y no me imagino las lloreras que puedo coger leyendo este libro. Así que, mejor para más adelante, que tenga un poco más de ánimo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! No me he leído la reseña por que dices que tiene detalles y es un libro que me quiero leer sin demasiados spoilers de antemano :D
    No sabía que la autora tuviese solo 17 añitos ¡wow!
    Qué ganas tengo de terminar los exámenes y poder abandonarme a los libros LOLOL
    Besitos ^^

    ResponderEliminar
  8. Me apetece un montón leerlo, a ver cuando toca comprarlo (llevo dos meses que me he vuelto loca).

    Buena reseña! =)

    ResponderEliminar
  9. Hola.
    hace tiempo veo este libro
    rodando por los blog..
    primera vez que le presto atención..
    se ve muy interesante
    No me gusto tu opinión!
    Lo buscare a ver que tal!
    Buena recomendacion
    Feliz dia

    ResponderEliminar
  10. La última cita me ha calado hondo, ¡que ganas de leer este libro! Y yo soy una persona sensible, pero no puedo evitar leer de vez en cuando libros sentimentales, me hace apreciar la vida más :')

    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  11. Me he leído la reseña bastante por encima, porque has dicho que contiene detalles específicos de la trama y me lo quiero leer, así que ya te escribiré cuando lo lea, que será muy pronto ^^.
    De todas formas, lo poquito que he leído de tu reseña me ha dejado con bastantes ganas de lanzarme a por él :)
    Un besito Saru.

    ResponderEliminar
  12. Pedazo de reseña.

    Como tu dices, de entrada me despierta cierto escepticismo porque no es algo que me apetezca leer por eso de si supone demasiada reflexión, o más bien, resulta traumático.

    De todas formas si que me ha llamado la atención, y creo que en otro momento si me animaría a leerlo ^^

    ResponderEliminar
  13. Guau. Me gustado mucho la reseña, Saru, y me lo apunto porque tiene muy buena pinta pero quiza lo lea mas adelante... de momento estoy sobresaturada de enfermedades y mierdas de este tipo que te destrozan la vida asi que quizá dentro de un tiempo.

    ResponderEliminar
  14. Qué reseña. Ojalá no tarde tanto en llegar a mí país, porque la verdad con esta reseña me quedé súper intrigada.

    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  15. Tengo bastantes ganas de leerlo, he visto más opiniones positivas así que espero conseguirlo pronto. besos

    ResponderEliminar
  16. oh..yo también tengo ganas de leerlo..a ver cuando me cae entre las manos^^
    besos:)

    ResponderEliminar
  17. Una reseña genial ^^ Yo tengo unas ganas tremendas de leerlo desde que salió =)
    :P

    ResponderEliminar
  18. Ainsss le tengo unas ganas tremendas a este libro, asi que no creo que tarde en comprarmelo!!! jaajajjaaj encima ahora hay una oferta en el Círculo de lectores ^^
    Muy buena reseña guapii!!!
    Un besoteee

    ResponderEliminar
  19. He leido ya varias reseñas y le tengo muchísimas ganas!! A ver si puedo conseguirlo pronto.
    besos !!

    ResponderEliminar
  20. ¡ Hola guapísima !

    La verdad es que le tengo muchas ganas a este libro, me despertó la curiosidad lo de que la historia contiene gnomos de jardín, es un poco curioso.
    Gracias por tu opinión :D

    Besotes1!

    ResponderEliminar
  21. Como siempre una señora reseña ^^

    Seguramente correria por el libro si no estuviese en un momento en el que paso de leer nada de cancer! Me trae demasiados malos recuerdos..

    un besin guapa!

    ResponderEliminar
  22. @Ita, no llorarás, eres una piedra!!

    @Laura !, gracias por apuntártelo, aunque estoy contigo, no es un libro aconsejable de leer en según qué épocas... ú_u ánimo!!

    @Margari, yo lloré, así que suerte xDDD

    @Nyx Athenea, muchas gracias por pasar y comentar! Me alegra saber que es un libro que te ha llamado, aunque sí, cuesta cogerlo dependiendo de la época y el estado de ánimo :) un saludo!

    @Eileen, ánimo con todo guapa! T_T

    @Reyes;), pues si lo coges, ya me dirás qué te han parecido los gnomos xDD muy curiosos!

    ResponderEliminar
  23. Aun con el aviso de posibles spoilers me he leído toda la reseña, yo es que no puedo evitarlo, es ver la palabreja y buscarlos xDD pero bueno, en realidad este libro no me interesaba demasiado, ya he leído unos cuantos sobre este tema y por ahora no tengo intención de ponerme con otro, pero gracias por la reseña :)

    ResponderEliminar
  24. Me han dado aun más ganas de leerlo! me encantan los libros con reflexiones de este estilo, que te hacen replantear muchas cosas y que te dejan mil sensacions dentro del cuerpo....vamos, lo quiero pero ya!! XDD

    ResponderEliminar
  25. quiero leer draaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaama ♥♥♥ espero que este caiga en mis manos!

    ResponderEliminar
  26. ohh que ganas de leer este libro, aunque algunos no lo ponen muy bien, creo que vale la pena!

    ResponderEliminar
  27. Hola wapa, a mi por ahora no me apetece leer libros tristes, pero quizás más adelante... No sé. Bueno un besito. Muak

    ResponderEliminar
  28. @Arizu Ynewi, me pasa como a ti, es una palabra que atrae xDDDDDDDDDDD

    @Nú, ya te lo dejaré!! :D

    ResponderEliminar
  29. Excelente reseña Saru!
    Mientras la leía tenía los pelos de punta...es verdad que esta clase de libros de vez en cuándo los leo, pero el drama cala profundamente en mi corazón y acabo mal con estas historias, pero definitivamente La chica del lago debería ser una lectura obligatoria. La última reseña que leí fué de Jean Larserfam y también me cautivó.

    Un besazo guapi!

    ResponderEliminar

¡Sígueme en Instagram!


Más fotografías en @miss_xerinola