viernes, 22 de marzo de 2019

'La sombra del zorro', de Julie Kagawa


La sombra del zorro   I   Julie Kagawa   I   La sombra del zorro #1
Océano Gran Travesía   I   Febrero 2019   I   516 páginas
Goodreads   I   Extras
Puntuación: ★★


Hace mil años, el gran dios Dragón fue invocado para conceder un deseo terrible, y la tierra de Iwagoto se sumió en una era de oscuridad y caos. Ahora se concederá un nuevo deseo a aquél que sea el poseedor del Pergamino de las Mil Oraciones. 
Criada por monjes en un templo escondido, Yumeko ha sido entrenada para ocultar su naturaleza. Mitad zorro kitsune, mitad humana, su habilidad para transformarse sólo es comparable con su inclinación por las travesuras. Hasta el día en que su hogar es arrasado por demonios del averno y se ve obligada a huir con el mayor tesoro del templo, una parte del antiguo pergamino sagrado. 
Kage Tatsumi es un misterioso samurái del Clan de la Sombra, un guerrero que ha recibido la orden de recuperar el pergamino a cualquier precio. Pero el destino pronto une a Tatsumi y Yumeko. Con la promesa de guiarlo hasta el tesoro anhelado, Yumeko establece una peligrosa alianza que le ofrece su mejor esperanza de supervivencia. Pero él busca lo que ella ha escondido, ¿y si su engaño es descubierto? 
Con un ejército de demonios pisándole los talones, y acompañada por el más insólito de los aliados, los secretos de Yumeko son más que una cuestión de vida o muerte. Son la clave del destino del mundo.


Brutal. Impresionante. Mágico. Sin palabras. Podría decir un sinfín de adjetivos o expresiones para explicaros lo mucho que me ha gustado este inicio de trilogía, pero voy a intentar poner todos mis pensamientos y emociones en esta reseña. Pero por si tenéis alguna duda: debéis leerlo.

Cuando me topo con una novela ambientada en Japón o que coge retazos de su cultura, siempre hay una parte de mí que duda: no son pocas las novelas que he leído que se basaban en el país del Sol Naciente y el autor o autora demostraba que tenía una nula documentación. Por eso, aunque Kagawa ya me decía por su apellido que sabía lo que hacía, empecé las primeras páginas con temor. Pero no tenía por qué preocuparme: enseguida quedé maravillada por la pluma y la manera tan mágica de plasmar un Japón feudal tan paranormal y oscuro.
No solo me ha encantado el contexto de la realeza, el código del honor de los samuráis o la convivencia en los templos tan bien ambientada, sino que Kagawa lo ha adornado todo con el más puro folclore japonés, con sus demonios oni, fantasmas y chicas kitsune. Personalmente, ha sido una gozada encontrarme con que Yumeko es una kitsune, un ente embaucador que de por sí aparece en muchos mangas y animes por el gran juego que da, y tener la oportunidad -una vez más- de disfrutar de los poderes tan interesantes de estos dioses y de su carácter pizpireto. 
Si ya de por sí Kagawa me tenía enganchada por su base de folclore y samuráis, también me h conquistado por ofrecer dos voces narrativas. Aunque Yumeko entra en el prototipo de heroína carismática, tengo que destacar a nuestro protagonista Tatsumi, un shinobi de carácter serio y de mentalidad férrea, ansioso por demostrar su lealtad al clan y aceptar su destino, le ha aportado a la historia ese toque de amargura y misterio que te obliga a leer con ganas. Porque sí, Kagawa: me ha encantado que alternaras los dos puntos de vista, mezclando sus dos tonos y mentalidades, las palabras de ella siempre más pueriles y alegres; las de él, taciturnas y lúgubres. 
Pero sobre todo, para qué os voy a engañar: he adorado la historia. Una magistral mezcla de Japón histórico, con sus trifulcas políticas y un pintoresco cuadro costumbrista de la mentalidad de la época, mezclado hábilmente con una trama repleta de demonios y fantasmas donde tras cada esquina habitaba un monstruo por que el anterior. Aunque la novela posee un ritmo lento, no está exenta de acción y giros inesperados, pues la autora sabe combinar con esmero descripciones detalladas del Japón antiguo y paranormal con un sinfín de batallas entre samurais donde el ganador no pierde la vida. Y si no tuviéramos suficiente con esto -nunca tenemos bastante-, nuestros protagonistas deben ir en busca de un objeto sagrado que puede acabar con la sociedad tal y como la conocemos. A ellos les falta tiempo para no morir, y nosotros les acompañamos, devorando las páginas sin más. 
He de decir que la pluma de Kagawa es dura y cruel, mostrando sin escrúpulos las maldades de los demonios o las maldiciones a las que están sometidas algunas personas, pero también sabe plasmar la inocencia de Yumeko, que está conociendo el mundo, para darle un toque de color a una historia que, de por sí, es bastante oscura. Así, crea el ambiente y el ritmo perfectos para leer sin miramientos. La sombra del zorro es, definitivamente, adictiva, interesante, trepidante y tremendamente electrizante. La cogerás y no podrás parar.


Sólo tengo elogios para La sombra del zorro. Tiene todo lo que busco en una novela ambientada en Japón: historia, folclore y demonios de verdad. Es una novela adictiva, impresionante y perfecta para iniciarse en el apasionante mundo de los onis y los samurais. ¿Falta mucho para su continuación?


Con la colaboración de Océano Gran Travesía

No hay comentarios:

Publicar un comentario