domingo, 29 de abril de 2018

'Al pie de la montaña', de Romina Naranjo



Al pie de la montaña
   
I   Romina Naranjo   I   Autoconclusivo
Titania   I   Febrero 2018   I   448 páginas
Goodreads   I   Extras
Puntuación: 


“ En el año 1922, con la Ley Seca imperando en todo el territorio de Virginia, Bree Caser abandona su vida en Kentucky para seguir los pasos que la llevarán al infierno más aterrador. La bestia que dormía en las profundidades del hombre en quien confió ha despertado al llegar a las montañas. Huir es la única solución posible. Escapar de las garras salvajes de un maltratador para caer bajo el embrujo de los Apalaches. 
A pesar del frío que le corta la piel, el dolor y el miedo, nada puede ser peor que lo que deja atrás. Pero, ¿tendrá el destino un plan mejor para una mujer cuya vida parece marcada por la tragedia?
Cuando Harry Murphy, un granjero de Morgantown, la encuentra al borde de la muerte junto al río, entre los dos se forja un vínculo de protección y admiración mutua. Muchos son los peligros que habrá de enfrentar la pareja, que irá abriendo sus corazones a la pasión mientras se enredan en una maraña de mentiras destinada a consumirlos. El amor los azotará como el viento invernal, pero tan pronto empiezan a sentirse seguros, la muerte volverá a acecharles escondida tras la sombras, al pie de la montaña.



Mucho antes de que me aficionara a la ciencia ficción, era lectora ávida de romance, y me encantaban especialmente los western. Con el tiempo, dejé de leerlos porque las tramas se parecían, y hasta que no me he topado con esta novela de Romina Naranjo, no me he dado cuenta de lo mucho que echaba de menos imaginar estos romances de época. Así que Al pie de la montaña lo he disfrutado muchísimo.

Sólo tengo aspectos positivos que destacar de Al pie de la montaña, pues realmente ha sido una novela más que completa para mí. Primero, ofrece una historia muy meticulosa y detallista, no sólo por la trama de los protagonistas, que a simple vista parece un cliché muy versátil para despegar una novela, sino que ambos esconden sus propios entresijos y es un placer ver cómo ambas historias acaban entrelazadas para siempre; también, todos los personajes presentes tienen sus propios pasados, y podemos conocerlos lo bastante para optar por una novela bastante coral, pues algunos secundarios tienen puntos de vista y eso hace que estemos ante una trama compleja y profunda. Pues no hablamos sólo de amor, sino también del destino de varias familias que quedan unidas. 
Pero sin duda, lo mejor es que Naranjo ofrece un contexto perfectamente definido, con sus fechas,  época, ropajes, costumbres y cultura, por lo que si cierras los ojos, es muy fácil imaginarse los caballos galopando, el frufrú de los vestidos de las mujeres, el sol abrasador bajo el que trabajan los vaqueros, y te sumerges con facilidad en 1922. Impresionante.
Después, pese a que podamos imaginar desde el primer episodio que ambos protagonistas acabarán juntos, la autora ofrece los suficientes giros imprevistos para que leamos con el corazón en la mano, temiendo por el final feliz que siempre esperamos cuando cogemos un libro del género. Es bastante loable por su parte, pues consigue meterte lo suficiente para sentir que todo lo que sufren los personajes es real, y no otra historia más de amor pasional y problemático en el viejo oeste. En adición, que los secundarios también tengan un punto de importancia en la trama hace que no nos centremos tanto en ellos dos, y sintamos aún más que es una novela compleja. 
Y sin más, el romance, uno de esos que tanto me gustan, de los que se cuecen a fuego lento, que empiezan con miradas, algún rubor de mejillas y siguen con bonitas escenas donde ambos personajes cogen confianza y seguridad en uno mismo, hasta desembocar con ese amor que todo lo puede y merece. Sí, tarda mucho en despegar, pero la espera merece la pena. Y todo esto, acompañado de una historia bien construida y unos personajes entrañables, harán vuestras delicias.




Ha sido mi primer contacto con Romina Naranjo y he quedado encantada con la gran labor de escritura y documentación que ha hecho con esta novela. Desde luego, leeré más trabajos suyos. Con Al pie de la montaña, me quedo con la increíble recreación de la época, de la apasionante historia que ofrece y de un amor de película. Desde luego, debéis leerla.


Con la colaboración de Titania 

4 comentarios:

  1. Hola, acabo de leer tu reseña y me sorprende que digas western e historia ambientada en el viejo oeste, la historia está ambientada en 1922, los años de la ley seca y tampoco es que se desarrolle mucho ese tema, solo por un hecho puntual.Yo leí el libro pensando que iba a leer un western y no fue así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, acabo de comprobar lo del Viejo Oeste y tienes razón, ahora lo edito, pero la propia editorial lo tiene catalogado como western, aparece en la solapa del libro, por eso lo nombro así. A mí personalmente también me parece un western. ¡Saludos y gracias por pasar!

      Eliminar
    2. Eso es lo que más me extraña, que la editorial lo tenga catalogado así y que de eso solo tenga los caballos, en mi modesta opinión. Me alegra que lo hayas disfrutado. Saludos

      Eliminar
  2. En esta ocasión no me llama la atención.
    Un saludo!

    ResponderEliminar