domingo, 7 de enero de 2018

'Reino de fieras', de Gin Phillips



Reino de fieras   I   Gin Phillips   I   Autoconclusivo
Suma de Letras  I   Enero 2018   I   300 páginas
Goodreads   I   Extras
Puntuación: ★★


“ Lincoln es un buen niño. Con cuatro años es curioso, inteligente y bien educado. Hace lo que su madre le dice y sigue las normas. 
«Hoy las reglas son distintas. Y las reglas dicen que nos escondamos y no permitamos que el hombre del arma nos encuentre.» 
Cuando un día feliz en el zoo se convierte en una pesadilla y Joan se ve atrapada con su hijo, deberá hacer acopio de todas sus fuerzas y encontrar el coraje para protegerlo a cualquier precio; incluso si eso significa cruzar la línea entre el bien y el mal, entre la humanidad y el instinto animal. Una línea que nadie imaginaría nunca traspasar. Pero, a veces, las normas son diferentes. 


"Aquel día esconderse dejó de ser un juego". Llega a España este thriller de Gin Phillips, muy original y ciertamente adictivo, perfecto para perderse entre sus páginas y disfrutar de su tensión, con el añadido de situarse en un zoo y con una protagonista de convicciones férreas que luchará por salvar la vida de su hijo. Y aunque personalmente me ha fallado en algunos aspectos, ha sido una lectura muy inquietante.

De entrada, Reino de fieras me ha atraído por su premisa, donde una madre y su hijo deben esconderse en el zoo para escapar de los asesinos que han irrumpido en el recinto y han decidido matar a todo ser viviente. Nuestra protagonista, de armas tomar y muy decidida a que su hijo vuelva a casa, demuestra tener un carácter sensato y fuerte, y nos sorprende calculando sus posibilidades de supervivencia con una mente fría y siempre alerta. En este sentido, aunque el libro está narrado en tercera persona, es fácil meterse en la piel de Joan, quien teme por sus vidas, que su hijo dé un pie el falso, que le oigan los asesinos, que el escondite no sea lo suficientemente bueno. El añadido de llevar a una criatura con ella, que no entiende de realidades y solo busca seguir su rutina de bebé, le otorga a la novela cierta tensión e incertidumbre, que se acrecienta a medida que avanzan las horas: ¿Conseguirá Joan esconderse mejor o la delatará su hijo con una rabieta porque tiene hambre?
También, la autora ofrece los puntos de vista de los asesinos, totalmente desequilibrados, para mostrar una parte oscura de la sociedad, esa que no tiene explicación y solo desea ver el mundo arder. Este punto le añade también un toque retorcido a la trama, que hace que leas con cierta incomodidad y hasta pesar. Como bien pregunta Lincoln en un momento, ¿por qué hay gente mala que es feliz haciendo daño? 
Por último, la ubicación del zoo, con sus escondites y sus animales salvajes, que ofrece un abanico infinito de escenarios y posibilidades, pues los asesinos liberan algunos animales, y es un punto extra de supervivencia extrema.
No obstante, y una vez llegado a la mitad del libro, Reino de fieras sufre un descenso en picado, pierde tensión, pierde fuelle, y parece que todo lo que ha ideado Phillips ya no tiene cabida. Personalmente, me ha parecido una novela que empieza muy potente, muy interesante, pero a medida que avanza, la historia parece dar vueltas en demasiados flashbacks e ideas reiteradas, y deja de lado sus puntos fuertes, como son la tensión, los animales salvajes, el objetivo de sobrevivir. De un capítulo a otro parece que ya no hay peligro, e incluso cuando la propia protagonista se topa con los asesinos, ya no notamos el miedo atroz de los primeros episodios porque ha pasado mucho tiempo incierto entre una escena y otra, y nos hemos perdido en diálogos banales y secundarios insulsos. La historia deja de parecer tan oscura y retorcida como parecía en un principio, y en general, parece que la autora ha perdido interés en su idea inicial y pasa de puntillas hasta llegar a un desenlace muy descafeinado. En definitiva, parece entonces que todas las ideas y situaciones que podían derivarse hasta crear un thriller colosal no tienen cabida, y termina por la puerta fácil y rápida. Una pena.


Reino de fieras me ha parecido interesante pese a que a la mitad de la narración ha pedido toda su potencia. Tiene una premisa brutal, oscura y preparada para ser tu peor pesadilla, pero Phillips juega mal sus cartas y todo queda en un quiero y no puedo. Lo recomendaría por su inicio y sus buenas ideas, aunque es mejor no ilusionarse con esperar un desenlace de alto voltaje, porque decepciona.



2 comentarios :

  1. Tengo muchas ganas de leerlo... llevo varios días viendo reseñas, en general, bastante positivas =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  2. A mi no me ha dado la sensación de que la novela pierdad fuelle, si que es verdad que hay mucho párrafo de relleno, en cuanto a que Joan pierde el miedo, yo creo que no lo pierde que el peligro la convierte en inconsciente, llega un momento que no es que no tema por su vida, si no que la da por perdida, no ve la posibilidad de salir de la situación y eso la hace jugar sus cartas a la desesperada, por un momento no es consciente de que su hijo no está tan a salvo como ella piensa. Aunque si que el final no es todo lo potente que esperaba, se queda un poco light, y con más preguntas que respuestas, también creo que hubiera podido sacar más partido del muchacho que toma la decisión kamikaze de morir matando a toda costa.

    ResponderEliminar