sábado, 27 de mayo de 2017

'Soy tu primera vez', de Laurie Elisabeth Flynn


Soy tu primera vez  I  Laurie Elisabeth Flynn
Roca Editorial  I  Enero 2016  I  336 páginas
Goodreads  I  Extras
Puntuación: 

🙶 Con un nombre extranjero y una familia que la tiene completamente olvidada (no conoció a su padre y su madre nunca habla con ella), Mercedes ha decidido ayudar a todas las chicas del instituto en su camino hacia la pérdida de la virginidad, y evitar así que tengan una primera vez patética. ¿Cómo? Convirtiéndose ella misma en la «la primera vez» de todos esos chicos que están a punto de hacerlo con sus novias. Evan, Tobby, Jeremy... Mercedes parece obsesionada con la idea de que toda chica tiene que tener una primera vez perfecta y sin «riesgos».
Aunque la idea de Mercedes era que no pasaría de cinco chicos, llega a diez y en estos momentos se está acostando con el doce. Lo que al principio creía que era una acto de ayuda para que otras chicas no sufriesen lo que ella sufrió, se le va de las manos. Entonces se reencontrará con Zach, y Mercedes descubrirá que los sentimientos pueden ser más fuertes de lo que creía y que a veces es conveniente poner límites para poder vivir en libertad. 🙷


Podríamos decir que hay libros que nacen para ser estrellas del panorama literario actual y otros que, muy lamentablemente, se estrellan contra el pavimento. Luego surgen casos confusos como el libro que vengo a comentar, pues empiezan potentes y sabios, pero acaban tergiversando su mensaje inicial y se convierten en un peligro para las mentes más tiernas. Soy tu primera vez, de Laurie Elisabeth Flynn, puede ser adictivo, sí, pero es peligroso. 

No se qué pensar. No sé qué pretendía Flynn con este escrito. Al finalizar su novela me he sentido muy desarmada y un tanto angustiada con su contenido. Confieso que inicié Soy tu primera vez con cierta reticencia, con un título demasiado provocador y que a todas luces ya reflejaba cómo sería su trama, pero me dejé llevar por las buenas críticas y que prometía ser una lectura ligera y adictiva. Y sí, la primera parte de la novela me ha encantado, me ha enganchado; sencillamente, no podía despegarme de sus páginas. La visión de Mercy respecto al amor y al sexo ha sido un gran soplo de aire fresco para la novela juvenil, y aunque parezca inverosímil en un principio, argumenta muy bien su perspectiva de la vida y es fácil empatizar con ella. Pero entonces, todo va cuesta abajo.
No hablo solo del drama -innecesario- adolescente que de repente puebla las páginas de la novela y que borra de un plumazo el ritmo fresco y divertido encabezado por una protagonista de armas tomar. Hablo justamente de la conversión de una protagonista fuerte y autosuficiente, digna de mencionar y respetar, a una muchacha frágil y victimista. Sí, obviamente Soy tu primera vez quiere hablarnos de cómo ser responsable de nuestras decisiones y actos, pero a medida que iba leyendo me enfurecía que la visión de Mercy sobre las relaciones humanas, justamente lo que la hacía especial, acabe emulando a un amasijo de lamentaciones y acoso. 
Porque sí, el gran problema de Soy tu primera vez radica en sus escenas de sexo. Concretamente, en las dos violaciones que sufre la protagonista y que el lector parece pasar por alto. Digo parece porque el propio personaje reconoce "no haber querido" mantener ninguno de esos encuentros sexuales e incluso "sentirse como una mierda", además de llorar y maldecirse, echándose la culpa cuando no lo es. No busca justicia ni lo cuenta a ninguno de sus compañeros, algo que como tal es inaceptable, pero todo ocurre en un par de capítulos, y nunca más se vuelve a mencionar. No puedo tolerar que un menor lea esta novela pensando que es normal toparse con dos violaciones, que las mujeres puedan sentirse mal y que deban hacer lo que se supone que se estipula porque un chico se lo pide y obviarlo porque la novela, a fin de cuentas, engancha y es súper guay que se hable tanto de sexo protagonizado por adolescentes. Lo peor es que, si descarto esto, yo misma he disfrutado mucho de la historia, al menos de la primera parte y de su desenlace, y eso me quema, me quema por dentro.  


Definitivamente, no sé qué pensar. He visto muy buenas críticas de Soy tu primera vez y me inquieta que nadie haya comentado estos hechos, o que quizá pueda parecer una exagerada. Pero realmente me alarma que nadie más vea que la autora acaba frivolizando el consentimiento de las mujeres respecto al sexo y que todo quede enmascarado por una historia adictiva y súper enrollada que llama la atención por su contenido perfecto para adolescentes hormonados. Sinceramente, es una historia tan adictiva como peligrosa.

5 comentarios :

  1. Me pasó con el segundo de El diván de Becca, ya te lo comenté. Es increíble cómo se centran brutalmente en el estereotipo de relación posesiva y dan ciertas cosas como normales. Pero esto no es así, si la chica no quiere es violación y punto. Y no lo debemos dejar pasar, aunque sea ficción, no hay que normalizar esto.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Me ha alegrado muchísimo leer tu reseña porque, verdaderamente, no he oído a nadie más hablar de esa parte turbia de la novela. La verdad es que normalizar esas cosas no me gusta nada así que mis expectativas con este libro han disminuido un poquito. Igual, gracias por la reseña.
    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  3. Mmmmm no, creo que este no termino de verlo para mi
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola preciosa!
    Pues a mi este libro no me gustó tanto como a ti, es más, le puse un bonito dos, la trama la encontré muy frívola y repelente...
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero tía, si justo digo que es un libro muy peligroso por el tema del sexo... voy a quitar las estrellas a ver si al verlas has pensado que era máxima puntuación, por si acaso, pero ya digo que no me ha gustado... :(

      Eliminar