domingo, 20 de septiembre de 2015

[Engullendo viñetas] 'Terra Formars', de Yu Sasuga & Ken-Ichi Tachibana

"Al encontrarse con algo nunca antes visto, una persona no puede seguir siendo una persona".



Libro: Terra Formars (Tera Fômâzu, テラフォーマーズ, 2011) 
Autor: Yu Sasuga (Guión) & Ken-Ichi Tachibana (Dibujo)
Editorial: Ivrea
Género: manga seinen, ciencia ficción, acción, terror, gore
Fecha de publicación: Diciembre 2013
Volúmenes: 14 y sigue publicándose en Japón
Edición: 200 págs. aprox. por tomo, b/n, con sobrecubierta
Valoración: 10/10

¿De qué trata?
Con el objetivo de instalar tecnología capaz de hacer posible la vida en Marte, los científicos del Siglo XXI implementan un programa que consiste en enviar cucarachas y moho a la superficie marciana. El moho absorbería la luz solar y las cucarachas servirían de alimento para el moho. En el año 2577, llega la primera nave tripulada a Marte, con la desagradable sorpresa de ser atacados por unos mutantes extremadamente fuertes, mezcla de humanos y cucarachas. 
Para combatirlos, la Tierra envía a sus mejores guerreros con el fin de exterminar a los bichos mutantes y averiguar qué es lo que ocurre en el planeta rojo. Obviamente esto no será nada fácil.


Es un hecho que a nadie le gustan las cucarachas. Cuando vemos una, nos invade tal instinto asesino que podríamos danzar sobre sus tumbas durante milenios. Además de aterradoras, asquerosas y negras como la pez, son resistentes, supervivientes natas a cualquier ataque, conscientes de que nos sobrevivirán cuando nosotros ya nos hayamos ido, y crujen bajo nuestros pies. Por eso, empecé Terra Formars con cierto escepticismo y una mueca en los labios: ¿Cucarachas mutantes en Marte? ¿Y los humanos no pueden contra ellas? Y desde finales de 2013, estoy enganchada.

Terra Formars, para mí, es un seinen inclasificable. Es aterrador, es grotesco, es original, es cruel y tiene una narración incisiva y despiadada. Necesité leer varios capítulos para procesar lo que querían contarme Sasuga y Tachibana, pues incluso yo, que estoy acostumbrada a las vueltas de tuerca y a esperar en vano que me sorprendan, no conseguía captar la magnanimidad de la historia, la de un Marte futurista repoblado por cucarachas humanoides que, contra todo pronóstico, querían acabar con los humanos como si fueran meros insectos. Pero una vez lo hice, me di cuenta de que estaba ante algo grandioso y de que quería formar parte.
Terra Formars fue una de las obras estrenadas en 2011 como parte del lanzamiento de la revista Miracle Jump de Shueisha, concebida originalmente como un tomo único de seis episodios que aglutinan el primer tomo, y que desde entonces ha cosechado un éxito sin precedentes que le hace superarse a cada tomo que pasa. Por ello, considero Terra Formars como algo único dentro de su especie. Por poseer una historia original a la par que irónica, repleta de ese simbolismo que nos hace recapacitar en sus insectos mutantes y que nos recorre un escalofrío cada vez que pensamos en si pudiera ser verdad. También, por estar repleto de acción, violencia, corrupción y sangre, pues no solo vemos a tropas de humanos desembarcando en Marte para hacer frente a la odisea marciana, sino que también seguimos de cerca al Gobierno desde la Tierra, cuyos diferentes partidos y países crean alianzas y operaciones para hacerse con el valioso material que traigan los supervivientes.
Pero sin duda, por encima de todo, lo que más aprecio de este manga es el terror y la diversión que me despiertan a partes iguales. La idea de cucarachas mutantes con la suficiente inteligencia para crear su propio ejército llena un hueco necesario dentro del género de la ciencia ficción, uno especialmente dedicado al surrealismo y la genialidad, pues ambos autores saben llevarlo y sacarle jugo a cada nueva entrega. A medida que avanzamos en la trama, observamos que no son simples antagonistas sino que ellas mismas han creado su propia civilización basada en los restos de la Bugs #2, con su propia jerarquía, religión y evolución. Es como presenciar una nueva colonización violenta en pleno 2599. 
Luego, además, la manera tan burda en que la muerte y el horror campan a sus anchas. Sasuga y Tachibana reemplazan a todos sus personajes sin miramientos y reinventan lo que es morir con dolor y hasta vergüenza, siempre despidiéndose de aparentes protagonistas invencibles o demostrando que el cuerpo humano es más que frágil y fugaz; no es de suponer que, si comentamos que el primer tomo es una precuela, es porque no posee un final muy agradable y existe un espacio temporal con el segundo volumen. Nadie se salva en Terra Formars, ni el personaje más fuerte ni el más inteligente, en este manga no hay héroes ni heroínas ni personajes especiales, todos son humanos preparados para luchar y morir, y a cada baja que se comete, a cada nuevo espécimen de cucaracha aparecido, nos hace plantearnos seriamente si Sasuga y Tachibana están a favor de la humanidad o simplemente se ríen de ella.
Debo hacer además un párrafo para comentar el dibujo, porque sería de muy mal gusto pasarlo por alto. Terra Formars no sería lo que es sin el estilo de Tachibana, esmerado y escrupuloso con los detalles, apasionado de lo grotesco y la sangre. Terra Formars posee un alto contenido de violencia, de escenas horrorosas y muertes insufribles, pero ellas no serían tan gráficas sin el trazo de este mangaka, que aún no posee una obra profesional muy copiosa a sus espaldas, pero tras la genialidad con la que retrata a estas cucarachas nada amistosas, con la supremacía que demuestra esculpiendo sus cuerpos invencibles y el fanatismo que despierta por los desmembramientos y decapitaciones, poco le falta para tener su propia alfombra roja.




Desde que conocí Terra Formars, he reiterado mi pasión por su historia enfermiza, su dibujo salvaje y la genialidad que despierta en mí al pensar en que las cucarachas podrían acabar con nosotros de un simple pisotón. Este manga seinen aún sigue publicándose en Japón, cuenta con una serie de animación -con una estúpida censura- y su publicación en España está bajo el sello de Ivrea. Ya he puesto todas mis cartas sobre la mesa. Solo os queda leerla. Y disfrutarla

4 comentarios :

  1. Hola, no soy aficionada a comics y este no lo conocía pero parece interesante me alegro que lo disfrutaras.

    besitos

    ResponderEliminar
  2. Vaya frikada, cuquis mutantes, los japoneses ya no saben que fumarse para inventar...
    Todo eso y más es lo que pensaba, antes de engancharme XD
    Lo malo de leerlo en linea, es que traducen los capítulos que les da la gana y tarda mucho.
    Mientras que no toquen a mi Komachi...
    A ver si me lo puedo comprar algún día...
    Pd: no te importa que me haya saltado ese argumento sin pies ni cabeza ¿verdad? ;p

    ResponderEliminar
  3. Hola, la verdad es que los comics no son lo mio y si en algun momento me animara con alguno no creo que sea uno que hable sobre cucarachas, sin embargo me alegro que lo hayas disfrutado y te tenga enganchada desde el 2013
    Saludos guapa!

    ResponderEliminar
  4. Tú enganchada desde 2013 y yo lo tengo pendiente desde la misma fecha xD
    No sé por qué pero siempre lo acabo posponiendo o me acabo comprando otras cosas o viendo otros animes. Pero tarde o temprano caerá, eso seguro. La cosa es que si en Japón no está acabada no me entra ninguna prisa porque eso de las esperas a que salga la continuación lo llevo un poco mal ^^U

    Un saludo! :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...