domingo, 18 de mayo de 2014

Visita al 32 Salón Internacional del Cómic de Barcelona

Pues hoy mismo ha terminado el 32 Salón del Cómic de Barcelona, por lo que os traigo traigo ya mi crónica sobre mi visita al evento, como hago siempre.

Entrada hacia el Salón del Cómic de Barcelona (Fuente: Ficomic)

En esta ocasión, solo he podido visitar el Salón del Comic de Barcelona un solo día, y este fue el jueves, el día de su apertura. Como solo disponía de unas cuantas horas, me dispuse amortizar cada minuto: primero, haciendo fotos de las exposiciones, un primer vistazo del ambiente y los stands, pero sobre todo, ver en qué podría gastar mi dinero, pues todos soñamos con encontrar gangas en merchandising que realmente no necesitamos, pero queremos.

Mi primera parada fue, obviamente, en la exposición central, Cómics en guerra, que ocupa prácticamente un solo Palacio dada su mastodóntica envergadura. Esta exposición aporta una visión antológica de las viñetas bélicas, dividida cronológicamente en diversos periodos de la Historia, desde los tiempos prehistóricos hasta las últimas y más recientes contiendas.


Propaganda de la exposición (Fuente: Ficomic)
Uno de los vehículos que se encontraban en la muestra
Ejemplos de originales

En cómics en guerra se podían degustar más de 200 originales de los más destacados dibujantes de cómics bélicos de todo el mundo, que recogen guerras de la Edad Media, la Edad Moderna o la contemporánea, especialemnte de aquellas que, en este año, cumplen aniversarios, como la guerra de Sucesión de 1713-1714 de Catalunya, la I Guerra Mundial, la Guerra Civil española o la II Guerra Mundial. En adición, contaba con apartados dedicados a los efectos de la guerra en la población civil y los genocidios, e incluso una exposición sobre corresponsales de guerra. 

Ejemplo de originales, en color
Recreación bélica (Fuente: Ficomic)
Exposición en miniatura (Fuente: Ficomic)

Además de todo este aluvión de escaparates repletos de originales e información, nos encontrábamos con una serie de recreaciones de diferentes conflictos bélicos armados con figurantes que se dedicaban a patrullar las exposiciones, como una serie de heridos en una tienda de la Cruz Roja o unos cuantos soldados amotinados, esperando instrucciones, todo gracias a la colaboración de asociaciones de reconstrucción y recreación histórica como la Asocación Catalan de Coleccionismo de Uniformes Históricos (ACCUH), la Asociación Batalla del Ebro, la Associació Miquelets de Catalunya y Associació de Recreació Històrica Coronela de Barcelona.

Seguidamente, me pasé por la otra exposición que llamaba poderosamente mi atención, la del Pel dret de somriure (Por el derecho a decidir), un homenaje a los humoristas gráficos que, día a día, nos hacen sonreír con su visión particular de la actualidad. Esta exposición, de menores dimensiones, estaba diseñada de una manera muy original, con urnas como si fuéramos a votar, pero dentro encontrábamos toda una serie de tiras sobre el debate político de hoy día.

Inicio de la exposición
Ejemplo de una tira humorística

Pero el Salón del Cómic de Barcelona me tenía otra sorpresa preparada, como ya os he comentado en entradas anteriores, y es que en una sección dedicadas a futuras adaptaciones cinematográficas, encontré una exposición de El corredor del laberinto, con una recreación impresionante de los muros, la Caja y el tráiler en bucle. Si os pasáis por la entrada correspondiente, sabréis todo lo que sentí

Los muros con el tráiler en bucle
Otra vista de los muros

Finalmente, hice un par de compras: el tomo 4 de Terra Formars, de Tachibana y Sasuga, que me contuve las ganas de comprarlo pensando que podría encontrarlo con alguna oferta, pero no, y el segundo volumen de Saga, de Brian K.Vaughan, de cuyo primer tomo os hablé y me encantó. También, un avance de la novela All you need is kill, de Hiroshi Sakurazaka, publicada por Norma Editorial y que veré si me llama, aunque os aviso que la propia editorial traerá su versión manga, y un llavero de Armin, de Ataque a los titanes, que me tocó en una caja aleatoria. ¡Se le puede cambiar la cara!



Y me despedí del Salón del Cómic de Barcelona un año más. 



¿Cómo fue vuestra experiencia en el 32 Salón Internacional del Cómic de Barcelona?

7 comentarios :

  1. Hola^^
    A mi este año me pareció algo decepcionante, aunque estuvo bastante bien en general.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Woow se ve que estuvo genial!
    Las imagenes lo muestran súper bien n.n
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Boh, no dijiste que fuiste con una espléndida persona a tu lado, tsk! XD

    ResponderEliminar
  4. Jo! A mí me hubiese gustado ir aunque sea un ratito algún día... Pero al final no pudo ser... =/ Aunque es cierto que, en general, no he leído muy buenas críticas sobre el evento... En cuanto a stands y eso... Pero bueno... Siempre me gusta darme una vueltecita... Pero nada, este año imposible...

    Un saludooo!

    ResponderEliminar
  5. Qué envidia sana me da esta entrada *.*

    A ver si un año consigo algo de dinero y puedo ir (porque ganas no me faltan nunca). Este año creo que me quedo con más que nunca, porque tal y como lo pintas suena genial...

    ¡Un beso! ♥

    ResponderEliminar
  6. Ohh, que gracia el llavero! : )
    Besosss.

    ResponderEliminar