sábado, 29 de marzo de 2014

[Hoy recomiendo...] Un dorama: 'LIMIT'

Como hace un tiempo que no os hablo de series, mucho menos de doramas, para este sábado tan tranquilo os vengo a traer unas pocas pinceladas de una serie japonesa cortita pero intensa, que me ha suscitado más de un debate. 

Como siempre, una ficha técnica:
Título: LIMIT (Rimitto, 2013)
Género: drama juvenil, acoso escolar
País de origen: Japón
Cadena: TV Tokyo
Actores: Nanami Sakuraba, Tao Tsuchiya, Rio Yamashita, Masataka Kubota
Fecha de emisión: julio 2013
Temporadas: 1
Capítulos: 12
Web: TV Tokyo
Extras: Presentación
Valoración: 6,5/10

¿De qué trata?
Konno (Nanami Sakuraba) es un estudiante de secundaria que vive ajena a todo, pues pertenece al grupo más poderoso de la clase, liderado por Sakura Himezawa, por lo que tiene una vida escolar pacífica. 
Su vida cambia por completo cuando, en un viaje escolar, el conductor de autobús se duerme al volante tras un exceso de trabajo y el vehículo se despeña por un acantilado. Tras despertar, Konno descubre que, a excepción de sus compañeras de clase Chieko Kamiya, Haru Ichinose, Chikage Usui y Arisa Morishigue, todos los estudiantes y profesores han muerto. 
Mientras esperan el rescate, todas deben sobrevivir con las pocas pertenencias y víveres que les quedan, pero también enfrentarse a que la vida que tenían como ignorantes estudiantes de instituto, jamás volverá a ser igual. 

Os confieso que estoy totalmente dividida con LIMIT. Tras su visionado, tengo claro que me ha gustado bastante, mucho más que su versión original al manga, de Keiko Suenobu, pero también me ha hastiado a partes iguales, así que aunque quiero recomendarla por ser una historia intrigante y angustiosa, también me veo en la obligación de sacar a relucir sus incongruencias de guión.

LIMIT es la adaptación del manga homónimo de Keiko Suenobu, un nombre ya conocido en España puesto que, gracias a Norma Editorial, podemos leer su obra LIFE, orientada hacia el acoso escolar. LIMIT, no obstante, no difiere mucho de su hermana obra, puesto que nos relata el viaje escolar que realiza una clase que, para fatalidades del destino, sufre un accidente en el que casi todos pierden la vida. Los pocos supervivientes, todas alumnas, ven pronto peligrar su vida porque, en vez de ayudarse a sobrevivir, continúan las rencillas que dejaron en las aulas y que exigen una resolución: se odian a muerte, y literalmente. 

Así, durante intensos 12 capítulos, vemos a estas chicas llegar al límite de sus propias capacidades físicas y mentales, pues tal y como reza el título, se ven enfrentadas a unos hechos totalmente ajenos e impactantes en su vida y sus reacciones son totalmente inesperadas. Tras esta premisa, os aseguro que es un dorama repleto de angustia y tensión, que te deja con los nervios a flor de piel, pues a lo largo de los episodios, vemos a nuestras protagonistas aguantar lo más estoicamente posible la llegada de ayuda. Cada una de ellas ofrece una faceta con la que sentirse identificada o de la que nos veríamos obligados a emular en una situación así: tenemos a nuestra protagonista, Mizuki Konno, intentando ser positiva y soñando demasiado con volver al instituto, a su rutina; Chieko Kamiya, el personaje sensato del grupo que siempre está dispuesta a buscar comida o escudriñar el cielo; Chikage Usui, que llora desconsolada porque quiere ver de nuevo a sus padres; Haru Ichinose, que tras la muerte de sus amigas, no ve futuro, o Arisa Morishige, eterna víctima del bullying que ve en este accidente, la respuesta a sus plegarias.

Al inicio de LIMIT, tras sufrir el accidente y prepararse para que aparezca el rescate, las supervivientes actúan con cierta tenacidad pero inestabilidad, se sienten desorientadas y desgraciadas, pero intentan organizarse, dividiéndose la poca comida que les queda o escuchar la radio con fervor. Al mismo tiempo,  para hacer que la narración sea más fluida, se nos ofrece lo que pasa al otro lado, con las familias totalmente ajenas a este accidente, o los pocos que son conocedores de tal tragedia, totalmente incapaces de dar con un plan de rescate. Así, pronto sus defensas se resquebrajan al convivir entre ellas y recordar sus vidas de días antes. Suplican por agua y comida, por ver de nuevo a sus familiares, pero también claman venganza, como es el caso de Morishige, la antagonista redomada que amargará a personajes y espectadores por querer cobrarse las vidas que le amargaron el instituto. 

Claro está, y aquí viene la otra cara de la moneda, es que los personajes acaban dejando de lado la supervivencia y convierten el acoso escolar el tema principal de sus días perdidos en el bosque. Y eso, aunque al principio hace sufrir, acaba cansando. Empezando por nuestra protagonista, Konno, quien era una abusona pasiva y acaba admitiendo que ella solo seguía la corriente; Haru, sin personalidad por vivir a la sombra del líder, o Morishige, la eterna víctima que se consume lentamente por el odio y el rencor. Este trío llegó a atragantarme y a batir mi propio récord de poner los ojos en blanco, porque siempre repiten el mismo patrón, una recordando tal anécdota de clase donde la torturaban, las otras dos intentando expiar o echarse la culpa, para luego llegar a las manos. Y así una y otra vez. Sí, el titulo de LIMIT también contiene esta connotación en su historia, porque las vemos luchar y suplicar por el perdón, y entendemos totalmente su sufrimiento y deseamos que lo solucionen, pero tanta reiteración, ¿es realmente necesaria? La autora ya ofrece una trama bastante delicada, como es un accidente mortal, como para que encima los supervivientes intenten jugarse la vida con rencillas escolares. 




Así, LIMIT es un dorama que recomendaría y, al mismo tiempo, lo condenaría al ostracismo. Por un parte, es una serie corta e intensa que hace que devores los capítulos en nada, no haces más que pensar en cuándo llegará la ayuda y en si tendrán comida para otro día más; por otra, el tedioso y reiterado acoso escolar ligado a la supervivencia es estúpido a la par que irónico. 

20 comentarios :

  1. La verdad es que se trata de un dorama que tengo muchas ganas de ver. No he leído el manga (ni siquiera he leído Life...) pero esta obra la verdad me llama más la atención. Y quizás me anime antes con el dorama que con el manga... No sé xD Ya te comentaré si me decido xD

    Un saludooo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gustó más el dorama que el manga :)

      Eliminar
  2. No soy de ver doramas (no he visto uno jamas xD) pero este no me llama mucho la atencion :p

    ResponderEliminar
  3. Cuando he visto la sinopsis me ha recordado lo del acoso a Life, dorama que me gustó mucho, no leí el manga. Así que creo que lo veré, y más si es cortito, a ver que tal me llevo con esos patrones repetitivos y el trío causante de ojos blancos XD
    Además porque tengo muchas ganas de ver un dorama o anime, algo asiático.

    Un beso ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta autora siempre escoge el mismo tema, debe de tener un trauma inmenso...

      Eliminar
  4. No hemos visto ningún dorama, pero este, por las cosas que comentas, no nos terminas de convencer.

    ResponderEliminar
  5. Creo que va a ser algo raro que se mezcle el acoso escolar con la supervivencia pero me apetece mucho verlo. Y hace tiempo que no veo doramas japoneses, creo que no tardaré en verlo que es cortito y Life me encantó.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! no conocía ni este dorama ni el manga, hace tiempo que me he mantenido alejada de este mundo sin ninguna razón y quiero volver a retomarlo. La verdad es que no pinta mal, yo le voy a dar una oportunidad y quizás yo batiré contigo el récord de poner los ojos en blanco, pero toda serie tiene incongruencias de guión, así que no creo que me importe mucho -o eso creo-. Pue nada, otra cosa más que va a una lista interminable XD

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también he retomado hace nada el mundo asiático, ya dirás si lo ves y te gusta :)

      Eliminar
  7. No lo conocía pero me provoca mucho verlo!
    Me has dejado con muchas ganas!
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. De Keiko Suenobu leí el manga de Vitamin, estoy comprandome Life porque vi el dorama y me encantó y la verdad es que no conocía Limit. Por lo que cuentas, creo que podría gustarme así que me lo apunto como recomendación y a ver si retomo de una vez por todas los doramas que los tengo abandonados totalmente y este es cortito ^^

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También leí Vitamin y fue muy intenso, aún no sé si seguir Life...

      Eliminar
  9. Hola!!
    No creo que lo vea y no por otra cosa distinta a que me pondría de los nervios!!

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  10. A mi llamaba la atención el dorama pero al mismo tiempo el tema como que ya me tiene saturada, igual y cuando se me pase el embotamiento de series de supervivencia escolares la veo.

    Saludos!! :D

    ResponderEliminar
  11. Acabo de terminar la serie y debo decir que estoy completamente de acuerdo contigo, en todo.
    La verdad es que con la premisa de 5 estudiantes sobreviviendo en el bosque tras un accidente mortal, no esperaba encontrarme con flashbacks sobre el acoso ni que la mayor parte del desarrollo de los personajes fueran en base a dichos flashbacks; tampoco que sólo mencionaran la comida y el agua en el primer capítulo, como si durante los días posteriores apenas fuera algo anecdótico (pescar, el caramelo y poco más).
    Por otro lado, y aunque peque un poco de rebuscado, me ha encantado cómo han abordado el tema de la responsabilidad, los errores que cuestan admitir y el dilema moral que sufre el profesor (tan mono él♥).
    También han habido varias incongruencias argumentales, como la actitud, poco creíble, de la periodista-hermana, y errores de novato, como que un personaje diga algo que era imposible que supiera, también me chirrió un poco la falta de realismo en aspectos importantes, como es el caso de los tres hermanos de Kamiya (camilla... i cant xD) y el momento estelar de "Está herida no puede haber llegado muy lejos, así que mejor esperamos a que se disipe la niebla" wtf? xDD

    Por cierto, el concepto de los pupitres me encantó, aunque a veces nos engañaran xD Creo que en general la serie contiene mucho simbolismo que evoca a lo que sucedería o ya había sucedido sin ser demasiado "explícitos", por decirlo de algún modo.

    Gracias por recomendarla♥
    Hacía mucho que no veía doramas xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que a esta historia no necesitaba la reiteración, estaba muy bien el admitir errores, pero no repetirlo en cada capítulo... y la hermana-periodista es para arrearle bien fuerte xD

      Eliminar
  12. Lo tengo descargado pero aún no me he puesto a verlo. Preferiría leer primero el manga pero en vista de que es muy improbable que salga por aquí y que me da pereza pillarlo en inglés (además, no hay scans disponibles por la estupidez del grupo que la tradujo ¬¬U), lo acabaré viendo primero.

    Llegué a leer lo suficiente para saber de qué y cómo iba la historia. Tal vez el problema es que le pusieron un par de capítulos de más ¿no? Siendo algo más corta no te habría producido tanto hastío el tema del acoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la historia no daba para tantos capítulos, era reiterar el drama...

      Eliminar
  13. Desde que me enteré de su existencia en el blog de Binilla, quiero verlo. De hecho, me lo descargué hace ya unos meses pero por alguna razón aún no lo he visto, asi que no creo que tarde demasiado en verlo ^^U
    Pero después de leer tu reseña, he bajado bastante mis expectativas, porque las otras dos reseñas anteriores que he leído lo ponían muy muy bien, así que a ver qué opino yo para cuando me lo vea :)
    No he leído el manga tampoco, y la verdad es que no sé si debería leermelo primero, pero seguramente acabe viendo antes el dorama porque ya lo tengo descargado ^^U

    Saludos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el dorama te gustará más, a mí me pareció mejor

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...