jueves, 14 de abril de 2011

Libro: 'Delirium', de Lauren Oliver [Delirium #1]

Volvemos a la carga con una crítica literaria sobre las utopías. De nuevo, inicio de una trilogía distópica que está pegando fuerte en librerías y blogosfera gracias al concepto radical de exterminar el amor en las personas.
Como siempre, muchas gracias a Grupo SM por el envío de este ejemplar.

Como siempre, una ficha técnica:
Libro: Delirium
Autor: Lauren Oliver
Editorial: SM
Género: romance juvenil, distopía
Año de publicación: marzo 2011
Páginas: 445
Edición: tapa blanda con solapas
Valoración: 7,5/10

¿De qué trata?
En el siglo XXII, los científicos han puesto fin a la pandemia que, durante milenios, asoló el planeta. Era tan grave que, encontrada la cura, el gobierno decretó su administración a todos los ciudadanos a partir de la mayoría de edad.  Lena Holoway está emocionada. Lleva años esperando cumplir los 18. Por fin vivirá sin dolor, de un modo predecible y feliz.
Por fin hay una cura para esa enfermedad llamada amor. 

Delirium (1/3):  Delirium  //  Pandemonium  //  Requiem


Como aficionada a las sociedades utópicas, cuando supe de Delirium, tenía claro que debía leerlo tarde o temprano. Pese a que ya he leído varias novelas del género y se pueden relacionar ciertos conceptos o estructuras, Delirium destaca por destrozar sin escrúpulos el delicado tema del amor, a exterminarlo de raíz y dar otro sentido a la idea de sociedad perfecta y libre del mal.

Nos situamos en Portland, ciudad desinfectada del virus del amor, sentimiento científicamente demostrado como mortal, donde todos sus habitantes viven el día a día seguros de su futuro. No hay dolor ni sufrimiento y cada persona sabe que su vida está basada en el trabajo y en ser responsables para con su familia. No obstante, sólo los mayores de 18 años pueden someterse a la operación que los librará de tal tormento; hasta entonces, los menores viven con miedo a ser infectados y se preparan para el gran día, como nuestra protagonista, Lena Holoway, que cuenta desesperadamente las horas restantes para cumplir la mayoría y así desembarazarse del virus que tiene por herencia. No obstante, cuando conoce a Álex, descubre las ventajas del sentimiento prohibido y resurge en ella su verdadera personalidad y amor por la vida.

Sobre nuestras cabezas, las estrellas resplandecen: miles y miles de ellas, tantas que parecen copos de nieve que giran en la oscuridad color tinta. No puedo contener mi asombro y ahogo una exclamación admirada. Creo que nunca he visto tantas estrellas en mi vida.
-¿Qué te parece?- pregunta.
-Hace que me sienta llena de... de amor- la palabra sale de repente y al momento se me quita el peso que tenía en el pecho.- De amor- vuelvo a decir, saboreando la palabra.
Una vez que lo has probado, sale sin dificultad. Corta. Concreta. No se pega a la lengua. Es asombroso que nunca la haya pronunciado de ese modo.

La sociedad perfecta que nos muestra Oliver en su libro sigue, en un principio, el patrón de cualquier género utópico: individuos sin dolor y sin criterio que, tras recibir la educación necesaria para el futuro, trabajan, comen y duermen en un bucle infinito. Aún así, si hay que destacar el punto que hace novedoso a esta novela es la brusquedad con que la autora trata a sus personajes: todos nacen con sus imperfecciones y defectos, si bien a los 18 años, se les extirpa el virus del amor, el deliria nervosa de amor. Oliver, con ello, se desplaza del hasta ahora arquetipo de la inhibición sexual patente en la educación del individuo utópico. Aquí todos pueden sentirlo en sus venas, pero una vez llega el momento, se despojan de él sin el menor miramiento.

Delirium se inicia con un ritmo lento y pegajoso, ya que somos testigos del día a día de Lena en su cuenta atrás mental para salvarse del amor. El mundo que nos define es turbio y gris, con la misma rutina y las mismas respuestas preparadas para parecer normal. A ello hay que añadirle el pasado turbulento de la protagonista, huérfana de ambos padres y con la carga pesada de saber que su madre sucumbió al deliria, lo que crea un ambiente tenso e incluso soporífero en cada capítulo. No obstante, cuando Lena conoce a Álex, el ritmo adquiere otro tono y el aire se llena de colores y sentimientos. Ambos personajes se inician entonces en una torpe y prohibida relación donde conocen sus cuerpos y sus mentes, y Lena entiende que el amor no es sólo un sentimiento negativo que trae desdicha.

-¿Estás segura de que ser como todo el mundo te va a hacer más feliz?
-No conozco otro modo.
-Deja que te muestre- dice.
Y entonces nos besamos; al menos, creo que eso es lo que hacemos. Solo lo he visto hacer algunas veces, como un picotazo breve con la boca cerrada en bodas o en ocasiones formales, pero esto no se parece a nada que haya visto antes, o que haya imaginado, ni siquiera soñado. Esto es como la música o como el baile, pero mejor que ambos.

Los personajes que merodean por estas páginas cumplen la función básica de mostrar los diferentes puntos de vista de una sociedad perfecta y libre de pecados. Empezando por la familia adoptiva de Lena, compuesta por sus tíos y dos primas, pasando por sus amigos hasta la pareja protagonista, comprenderemos los diferentes grados de aceptación y miedo de la enfermedad: con la familia de Lena, veremos las ventajas de ser indiferente y carente de emociones; con sus amigos, veremos la excitación de lo prohibido y de buscar la personalidad de cada uno; con Lena y Álex, palparemos el deseo de no perder las alas.

No obstante, hay que destacar que, al mismo tiempo que Oliver juega hábilmente con la extirpación del amor, también crea un mundo demasiado surrealista para argumentarlo y entenderlo dentro de los límites de la ficción. En Delirium, los personajes crecen con temor al sentimiento y desean ser perfectos; no obstante, la Sociedad se encarga posteriormente de emparejar a sus habitantes y de anunciarles la descendencia que deben engendrar. Y todo ello con el proceso natural, cuando lo lógico sería seguir la idea original de Un mundo feliz y crear una fábrica de niños. Teniendo en cuenta que Oliver nos habla de personajes que ya no sienten nada, es inverosímil que puedan ponerse a la labor de la procreación, mucho menos ser capaces de criar a esas criaturas sin sentir nada por ellas.

Amor, la más mortal de las cosas mortales. Te mata tanto cuando la tienes como cuando no la tienes.
Pero no es así exactamente.
Eres el que condena y el condenado. El verdugo, la cuchilla, el indulto de última hora, la respiración jadeante y el cielo tormentoso y el "gracias, gracias, Dios".
Amor: te mata y te salva a la vez.

Pese a todo, y lo que hace de Delirium un libro adictivo, es la relación que establece Lena con Álex y su renacer en el mundo de los sentimientos. Pese a que muchos de sus monólogos sean pesados y se detenga demasiado en diatribas, las escenas que ambos protagonizan y las sensaciones que ensalzan ayudan al lector a  pensar en las maravillas de la vida y la belleza de cada detalle.

Como toda trilogía, Delirium deja un final abrupto pero impresionante, claro factor sorpresa para exigir más con la continuación.  Si bien se nota que la autora se ha dejado muchos conceptos y respuestas en el tintero, está claro que es un libro muy recomendable si se busca un libro extremista sobre las utopías.


18 comentarios :

  1. Una crítica muy interesante, el libro esta en la biblio, asi que lo apunto para sacarlo ;D~

    Un mundo sin amor ni sentimientos...pobres niños, como te he dicho, eso es cruel...xD

    ResponderEliminar
  2. Una critica muy buena, lo tengo apuntado en la lista - Libros que conseguir si o si, pero también esta en la lista de - Libros que tardare en leer, porque si, soy muy tardona, y ahora más con los exámenes y demás.
    ¡ Un besazo, guapísima ! Gracias por la reseña ^^

    ResponderEliminar
  3. Me encanta los libros basados en utopías, en cuanto pueda me quiero hacer con un ejemplar de este! ^^

    ResponderEliminar
  4. Hola, yo soy nueva en esto de la Ciencia Ficción, pero después de lo mucho que me ha gustado Juntos me estoy envalentonando. Por lo pronto me voy a leer los juegos del hambre. Luego a ver si me animo y me leo este. Un besito. Muak

    ResponderEliminar
  5. Le tenía echado el ojo hace tiempo, incluso antes de que lo publicaran aquí en España. Miraré a ver si está en la biblioteca de mi pueblo :D. ¡Buena reseña!

    ResponderEliminar
  6. Buenas!! Yo me he leido los primeros capitulos y me he quedado con ganas de mas. Lo que pasa que tengo tantos en mi lista... Pero seguro que sera de los proximos.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  7. Tengo que subri mañana la reseña que me pondre ahora a escribirla que tengo que devolver el libro.. que lo cogi de la biblio.. me gusto mucho la verdad.. y tienes razon con la de la fabrica de bebes.. seria mas logico ya que no pueden casi ni tocarse las manos como pa tener sexo.. pa eso hace falta exitacion y si se supone que no sientes nada.. no se.. xD un besin mi maestra pokemon ;)

    ResponderEliminar
  8. Se ve que es la nueva moda la de juntar distopías con juvenil romántica. Sin embargo éste no me llama mucho, antes me quedaría con Juntos, lo veo más coherente que los puntos negativos que has marcado de éste. Es más, antes de Juntos aún me tengo que hacer con los dos que me faltan de The Giver =___=U

    ResponderEliminar
  9. Le tengo muchísimas ganas! Espero poder leerlo pronto =) !

    ResponderEliminar
  10. le tengo muchisismas ganas a ste libro y más leyendo tu reseña, aver si puedo pillarmelo pronto, que mi economia ya sabes que flojea, esque quiero tantos libros!! jajaja un besito preciosa!

    ResponderEliminar
  11. @Reyes;), yo tengo una lista similar que llega hasta el infinito y más allá xDDD tanto por leer y tan poco tiempo...! pero espero que, cuando leas este, te guste :)

    @Laura!, me alegra saber que te llama, aunque también te aconsejo Juntos, de Ally Condie, que personalmente me gustó más :)

    @Alhana, muy buena decisión el querer empezar la trilogía de Los Juegos del Hambre. Luego, no te olvides de leer Delirium! ;)

    @crisis.91, ahora he visto tu pokéreseña, me pasaré enseguida! Pero sí, es irónico no tener amor pero luego tener sexo... xD un besito!

    @belldandy18, no te falta razón, este año es el turno de las distopías para el público juvenil. Y yo también me quedaría con Juntos, está mejor argumentado.

    @Nidale, qué mala es la economía, hay tantos libros buenos! >_<

    ResponderEliminar
  12. Todavía no he leído ningún libro de ese estilo. De este he leído bastantes reseñas que lo ponen bien. Cuando me apetezca leer un libro de utopías empezaré por este.

    ResponderEliminar
  13. A mí no me convenció, se me hizo demasiado lento y denso, además de otros detalles que no me gustaron >.<

    Pero me alegro de que lo hayas disfrutado =)

    Besoooos ^^

    ResponderEliminar
  14. que ganas, que ganas, que ganassssssssss!!!
    ya miraré en la biblioteca a ver si lo pillo..!!
    besos:))

    ResponderEliminar
  15. @Hina, para empezar bien con las utopías, yo te recomiendo mejor Un mundo feliz o The Giver. Delirium degenera un poco el concepto.
    También te recomiendo Juntos, que se parece a Un mundo feliz :)
    Un besito!

    @Leyna, a mí se me hizo muy pesado ante todo el principio, Lena se para demasiado en regodearse de sus desgracias... pero con Álex, la narración mejoró :)

    ResponderEliminar
  16. Ains, me encantan las citas que has puesto. Desde luego, tengo que provarlo sí o sí :P
    Buena reseña.
    ¡Besos guapa!

    ResponderEliminar
  17. Yo me lo he leído, y como desde el primer capitulo me engancho me lo leí en 2 días xDDDD, es muy bonito y tiene un final precioso

    ResponderEliminar
  18. Hola mi mama quiere leer este libro antes que o
    Yo por que hace poco lei "the perks of being a wallflower"antes que ella y acabo impresionada me pueden decir si tiene alguna parte pornografica por favor??gracias!!:)

    ResponderEliminar