lunes, 11 de marzo de 2019

'La importancia del quince de febrero', de Sofía Rhei


La importancia del quince de febrero   I   Sofía Rhei   I   Autoconclusivo
Plaza & Janés   I   Enero 2019   I   368 páginas
Goodreads   I   Extras
Puntuación: ★★


Todos los ex novios de Sandra creían en el azar, a pesar de que ella, psicóloga, tiene una mentalidad científica. El último la dejó el día siguiente a San Valentín, el año pasado. De modo que cuando esa fecha fatídica regresa, Sandra se pregunta si existe la fórmula exacta para dar con el hombre ideal. Inspirada por la paradoja de Fermi y por las obras de Isaac Asimov, tiene una revelación: utilizar los datos estadísticos de su trabajo para dar con la pareja perfecta. 
Pero en ocasiones, ni los sistemas científicos ni las casualidades salen como una espera. A veces, lo importante es ser capaz de reconocer el amor cuando aparece, tener la valentía de enfrentarse a una misma y aceptar que las mejores cosas pueden llegar en el momento más inoportuno.


Por mucho que pasen los años, yo sigo creyendo en el "Amor a Primera Portada", y en el caso de Sofía Rhei, tanto el título como el gato que aparece en la cubierta tuvieron mucho que ver para que lo leyera. No soy la persona más romántica del mundo, así que su sinopsis de ver el romance como un factor de ecuaciones, me atrajo poderosamente. Y aunque esperaba más ciencia y menos sentimiento, ha sido toda una sorpresa.

Desde luego, La importancia del quince de febrero me ha parecido como poco una novela diferente y entrañable, intentando contar lo mismo de siempre sobre el amor pero desde una perspectiva más científica y objetiva. Por una parte, me ha gustado Sandra que, como protagonista, ha sido una bocanada de aire fresco, al menos en su mayoría de escenas, pues me ha encantado que fuera un tanto cínica y se tomara más en serio su obsesión por Isaac Asimov -muy buen gusto, por cierto- que el amor verdadero. Eso sí, a veces me rechinaba su obsesión por buscar pareja para ser feliz, como si las mujeres no pudiéramos ser felices con la compañía de nosotras mismas.
Pero sin duda, lo que más me ha gustado y lo que me ha hecho devorar el libro ha sido a aplicación, pues me ha encantado ver nacer tan disparatada idea, gestarse poco a poco y dar fruto a una tecnología que yo, desde luego, la usaría encantada para encontrar mi media naranja literaria. No solo ha hecho que el ritmo fuera más ameno e interesante, siempre llamándote a leer un episodio más para saber si la aplicación saldría adelante o no, sino que ha convertido una historia de amor, bastante típica y predecible donde está claro la pareja final, tenga un toque diferente y no se repita tanto en la mente del lector. Por último, el estilo de Rhei ha sido todo un descubrimiento, pues se trata de una pluma ágil y muy visual, y con pocas descripciones y muchos diálogos relampagueantes, conseguías imaginar en tu cabeza la mejor de las comedias románticas. 
Y aunque algunas partes hubieran dado más de sí, especialmente hacia el final, pues te dejan con ganas de saber más de los personajes, desde luego que a mí, al menos, me ha dejado buen sabor de boca. Y me ha hecho pensar, claro está, en la importancia del 15 de febrero, y frivolizar un poco más el 14 de febrero.

Con La importancia del quince de febrero me estreno con Sofía Rhei, y tengo claro que no será la última novela que lea de ella. Me ha gustado su estilo y su manera de ver la vida, y en esta novela me lo he pasado genial con Sandra y su fantástica aplicación. Ojalá hubiera encontrado un romance más esmerado, eso sí, pero no ha dejado de ser una historia adictiva y divertida.  


Con la colaboración de Plaza & Janés y Bibiana Ripol Comunicación

No hay comentarios:

Publicar un comentario