domingo, 21 de enero de 2018

'Una grieta en el espacio', de Madeleine L'Engle



Una grieta en el espacio   I   Madeleine L'Engle   I   El Quinteto del Tiempo #2
Océano Gran Travesía  I   Octubre 2017   I   240 páginas
Goodreads   I   Extras
Puntuación: ★★


Después de que Charles Wallace le dice a su hermana Meg que ha visto dragones en el huerto de su casa, los hermanos Murry reciben la sorprendente visita de Blajeny, un sabio Profesor proveniente del espacio, y de Proginoskes, un querubines con cientos de ojos y alas que se torna invisible a voluntad.
Tanto Meg como su amigo Calvin son llevados a una galaxia remota donde verán que el Universo se está «agrietando», y recibirán la noticia de que la vida de Charles está amenazada por una enfermedad que se desarrolla en el interior de sus mitocondrias. Para reestablecer el equilibrio del Universo enfermo, Meg y Calvin, acompañados por Proginoskes y un inesperado aliado, tendrán que viajar al interior de Charles, donde descubrirán que el cuerpo humano es un universo tan grande como el que contiene las estrellas.


¿Podía sorprenderme Una grieta en el espacio tras leer Una arruga en el tiempo? ¿Podía superarse Madeleine L'Engle al crear un mundo totalmente diferente y, al mismo tiempo, conservar la esencia de sus personajes? ¿Podía ofrecerme nuevamente ciencia ficción pura y la fantasía más magnánima posible? Sí. 

Cuando empecé Una grieta en el tiempo, esperaba que Madeleine L'Engle explorara y ahondara en los hechos que leímos en el primer libro, que hubiera una nueva incursión en el fatídico planeta y que supiéramos más de las almas en pena que vivían allí, pero cuál ha sido mi sorpresa al ver que hemos cambiado totalmente de escenario, pero uno totalmente inexplorado y con personajes poco convencionales que ha hecho de mis sentidos lectores toda una delicia.  
Desde luego, he de quitarme el sombrero ante Madeleine L'Engle pues ha sabido crear un universo inmenso y totalmente genuino para el lector, totalmente virgen a la mente de los demás, pues pocos libros podríamos nombrar que estuvieran situados en el interior de un cuerpo humano. Como siempre, la narración de L'Engle es meticulosa y precisa, enfocada a fácil comprensión de los más pequeños, pero sin obviar ni escatimar con la cruda realidad, pues desde el primer episodio nos dicen que Charles Wallace y el Universo están muriendo, y ciertas escenas donde la locura y la muerte rondan a sus anchas dejan claro que incluso en la fantasía hay oscuridad
Si bien en esta segunda parte he notado menos acción que en la primera, pues ante todo nos encontramos varias escenas peligrosas y más que tensas hacia el final, parece que la autora nos quiera preparar para lo peor, y mientras los personajes deben superar varias pruebas hasta llegar al inferior de Charles Wallace, podemos sentir que algo mayor se cuece, y que en los siguientes libros sabremos más. Los nuevos personajes que introduce la autora han sido muy interesantes y nos ofrecen nuevamente la opción de ampliar el universo creado por ella, pues nos hablan de otras vidas y realidades, una vez más demostrando que la literatura infantil no debe ser pueril ni abstracta, sino todo lo contrario, para allanar el terreno hacia la larga travesía lectora que hemos de vivir todos. Y por último, en Una grieta en el espacio he notado más que nunca una narración llena de corazón, siempre imprimiendo a cada palabra el sentimiento necesario para que sintamos lo mismo que sus personajes, y queramos vivir las mismas aventuras y luchar contra el mal. 


Madeleine L'Engle me ha sorprendido y ojalá la hubiera conocido cuando era más pequeña, pues hubieran sido mis libros de cabecera, o al menos de mis intocables. Esta segunda parte me ha encantado por situarnos en un universo inexplorado como el cuerpo humano y he disfrutado que siguiera la misma sensación de oscuridad y aventura, que hace que leas con entusiasmo y fervor para luchar contra lo imposible. Seguiré leyendo la saga. 



No hay comentarios :

Publicar un comentario