miércoles, 4 de febrero de 2015

Literatura: 'Perdido', de Maggie Stiefvater [Los lobos de Mercy Falls #4]

"Soy lo que soy, y no tiene remedio. Un artista, un cantante, un licántropo, un pecador."



Libro: Perdido (Sinner, 2014)
Autor: Maggie Stiefvater
Editorial: Grupo SM 
Género: romance juvenil, paranormal, fantasía
Año de publicación: septiembre 2014
Edición: tapa blanda con solapas 
Páginas: 384
Extras: Booktrailer
Valoración: 7/10

¿De qué trata?
Hace tiempo, Cole era el cantante de Narkotica, y el éxito era la clave. 
Hace tiempo, Cole perteneció a una manada de lobos en Minnesota, y el frío era la clave. 
Hace tiempo, Isabel y Cole tan vez llegaron a amarse. Pero de eso hace toda una vida. 
Ahora Cole está en Los Ángeles, la ciudad donde se cumplen los sueños, la ciudad donde siempre es verano, la ciudad donde vive Isabel. 
Solo él sabe de verdad por qué ha regresado. Otra vez bajo los focos, otra vez en la vida de Isabel, otra vez perdido.
Los lobos de Mercy Falls 4/4:  Temblor  //  Rastro  //  Siempre  //  Perdido

"Soy un hombre lobo en Los Ángeles". Y así, con esta sencilla frase, de apariencia mundana y sin ningún significado añadido a lo que dice, pero con la magia incrustada en cada una de sus letras que hace que todo vibre y cobre significado, Maggie Stiefvater vuelve a enamorarme. Porque estamos ante el cuarto volumen de una trilogía original intensa sobre hombres lobo y el invierno, pero nos hacía falta este pequeño apéndice para saber más de uno de los personajes más carismáticos y autodestructivos de sus novelas. Porque nos hacía falta saber más de Cole St.Clair para enamorarnos como es debido. Porque nos hacía falta más Cole St.Clair y punto.


Pero antes, debo confesar: Perdido no me ha perforado el corazón como la trilogía original, no me ha hecho rellenar el libro con pósits -pero casi-, ni maravillarme de la imaginación de Stiefvater respecto a su idea de la licantropía como enfermedad -pero casi-, ni suspirar con cada frase -pero casi-, ni sentir, una vez finalizado el libro, que se llevaba otro pedacito de mí. Me ha encantado, me ha enamorado, me ha desgarrado un poquito por dentro, me ha hecho contener las lágrimas cuando ha sido necesario, pero tampoco ha llegado a conquistarme por completo y sentir que ya no podría vivir sin mis lobos. Casi. 
Perdido ha sido un mal necesario para esta trilogía, pues la autora necesitaba vomitar todo lo pertinente a Cole St.Clair que quedó en el tintero para poder comprender, por fin, cada uno de los recovecos de su mente y su manera de actuar. La licantropía, en este cuarto volumen, es solo un aliciente más para caracterizar al personaje, y quizá esto es lo que más he echado en falta, pues ante todo estamos aquí para saber del pasado, el presente y el futuro del cantante de Narkotica, no del licántropo. Así, en este pequeño drama con aires televisivos donde vemos lo peor de la indústria musical, Stiefvater nos ofrece pequeñas pinceladas, un tanto desordenadas y más que estrambóticas, sobre lo que había sido Cole y de lo que quiere ser después de conocer a Isabel, otro personaje rescatado que necesitaba explayarse y crecer, aunque quizá ella misma necesite un epílogo exclusivo.
La narración sigue igual de singular y original a lo que nos tiene acostumbrados Stiefvater, siempre pendiente de cada detalle para apreciar la vida, aunque en este caso, la mala vida. Tanto Cole como Isabel deben aprender a amarse de nuevo y no son pocos los pensamientos negativos o instintos suicidas de ambos, las indiferencias o los impulsos, pero ante todo, el ansia del reencuentro esperado y de terminar unos sentimientos a medias.
Aunque en España se nos haya rebautizado con el nombre de Perdido, el cual también es muy acertado para Cole, no está de más recordar que se titula Sinner, pecador, y justamente nuestro protagonista nos hace pecar con sus excesos y excentricidades, de sus anhelos por las drogas y sus delirios lobunos. Pese a que va en sintonía con su manera de ser, obliga a veces a aminorar el ritmo de lectura, pues en más de una ocasión Stiefvater plasma con tal escrupulosidad y maestría -esa maestría que tanto adoro y de la que nunca espero menos- cada uno de sus desenfrenos y agobios que acaba traspasando nuestra propia piel y acabando con el encanto de un personaje estrella. Pero como siempre, alabo lo evidente, la pluma de Stiefvater encarnando la incesante búsqueda de uno mismo, de la verdadera razón de por qué Cole, que quiere seguir pecando en la vida, se siente tan perdido.

Cuando era lobo me olvidaba de mí. Mi ser se reducía a la mínima expresión, a una ecuación de primer grado. No era ni más ni menos que un animal.
Era lo que todas y cada una de las drogas que había probado pretendían lograr.

Y qué más decir. Es Maggie Stiefvater. Es el cuarto volumen de Los lobos de Mercy Falls. Es Cole St.Clair recuperando su pasado y entrelazando su futuro junto a Isabel. Es la prosa de esta grandiosa autora, esa que te aguijonea el corazón con cada capítulo y cada sentimiento. Es un libro que se queda a pocos milímetros de un pedestal como sus otros hermanos, pero lo roza con cariño. Es una novela que hay que leer. Es este artista, es este cantante, es este licántropo perdido


Con la colaboración de Grupo SM

15 comentarios :

  1. Una saga que no me llama. Intenté leer el primero y lo dejé porque me aburría.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Acabo de quedarme de piedra al descubrir que había una cuarta parte, sencillamente wow. Aún no he leído siquiera el tercero pero como la autora me gusta creo que más adelante le daré una oportunidad. Gracias por la reseña^^

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Sinceramente esta saga no me llama la atención... Pero capaz le de una oportunidad en un futuro. ¡Un beso!♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ojalá lo hagas! Vale mucho la pena :)

      Eliminar
  4. A mí este libro me encantó. No sé si más o menos que la trilogía, porque la leí hace bastante tiempo, pero sí sé que me emocioné mucho con la historia de Cole e Isabel. Tienes razón en todo, Maggie es maravillosa, sus historias son maravillosas, su pluma es maravillosa.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola! Recuerdo (porque los leí hace mucho tiempo) que los tres primeros libros (Temblor, Rastro y Siempre) me gustaron bastante. Pese a esto, no me parecía necesario volver a escribir una historia sobre estos licántropos XDDD Quizá le doy una oportunidad, en vista que te ha gustado tanto ^^

    Besos! Y gracias por la reseña :DD

    ResponderEliminar
  6. La trilogía la leí hace años y es de mis favoritas y aunque le tengo bastante curiosidad a este cuarto libro, porque Cole me encantó como personaje e Isabel también no sé si lo acabaré leyendo. besos

    ResponderEliminar
  7. Lo he leído hace poco y no me ha gustado, Cole e Isabel no eran mis personajes favoritos pero en Siempre me gustaron...y en este libro no :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces se hacen un poco cargantes pero estoy contenta de haber leído más de cole :)

      Eliminar
  8. Hola guapísima!!

    Tengo el primer libro de la trilogía original pendiente y supongo que en este año me pondré con él a ver qué me parece. Si me gusta, seguramente me lea este, a ver qué tal =)

    Muchos besitos!! =)

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!
    Aún no he empezado con esta saga, pero le tengo muchas ganas. Todo lo que he leído de Maggie me ha encantado, así que estoy deseando poder hacerme con el primero de Los lobos de Mercy Falls.
    Un saludo! ^^

    ResponderEliminar
  10. Todavía no me lo he leído y lo estoy deseando. Me llevé una gran sorpresa cuando lo vi en las librería porque no sabía que la autora lo hubiese publicado y desde entonces lo estoy deseando comprar:)

    ResponderEliminar
  11. Jo, no me digas esas cosas :( aún así quiero leerlo, porque es Cole, mi Cole <3

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola!

    Le tengo muchas a la saga entera, algún día la leeré.

    Muchos besicos :D

    ResponderEliminar
  13. Si alguien tiene el libro, me lo podría pasar

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...