miércoles, 27 de agosto de 2014

Literatura: 'Mañana todavía', doce distopías para el Siglo XXI

"La distopía no puede ser mediocre; requiere la creación de un mundo, de una sociedad, requiere un conflicto bien desarrollado. Una distopía mal escrita no aguanta el peso de su propia propuesta."



Libro: Mañana todavía (2014)
Autor: VV.AA.; edición a cargo de Ricard Ruiz Garzón
Editorial: Fantascy
Género: recopilación de relatos, ciencia ficción, distopía
Año de publicación: junio 2014
Edición: tapa blanda con solapas 
Páginas: 496
Valoración: 7/10

¿De qué trata?
Como en los clásicos del género (1984 de George Orwell, Un mundo feliz de Aldous Huxley, Farenheit 451 de Ray Bradbury) y como en sus manifestaciones más recientes (sobre todo Los Juegos del Hambre de Suzanne Collins), Mañana todavía contiene doce relatos que representan otras tantas maneras de imaginar literariamente qué puede ir mal en nuestro futuro: la dependencia de los móviles o internet, los peligros de las redes sociales, las catástrofes naturales, el problema de los recursos energéticos, las derivas políticas radicales o los riesgos del progreso científico en materias de reproducción, genética y salud son algunos de los que tienen mayor protagonismo en este volumen, que cuenta con autores de reconocido prestigio dentro y fuera del género.


Nos comentaba hace unos meses Ricard Ruiz Garzón, encargado de este inmenso proyecto del que ahora tenéis por fin mis impresiones, de que Mañana todavía era único en su especie y aparecía en el momento perfecto para reflexionar sobre un futuro que se desvincula progresivamente de nuestra idealización, y que nos asalta ya con urgencia y terror. En esta recopilación donde doce autores españoles nos plantean un futuro devastador y tecnológico, podemos apreciar esta denuncia camuflada de ficción, de este grito silenciado del límite de la sociedad respecto a su vida. Un libro majestuoso que debe ser leído por todos para compartir este estupor literario

Mañana todavía ha sido sin duda toda una aventura sobre el concepto de distopía, que como bien comenta en la introducción Ruiz Garzón, ni siquiera está acuñado en el diccionario pese a ser una palabra que últimamente está de moda. Encontramos doce relatos, totalmente dispares y poco comunes sobre el futuro del mañana, con finales devastadores, tramas desgarradoras y un trasfondo a súplica que deja mal cuerpo, no solo por la reflexión que suscita, sino porque, si habéis catado alguno, habréis notado que son acusadoramente cortos y, a veces, para nada concisos. 
En general, ha sido una experiencia única, pues es la primera que me topo con relatos aglutinados sobre el futuro, la ciencia ficción, la utopía inexistente, narrados además por autores españoles, y han sido más que suculentos para mi imaginación sedienta de crudeza. No esperaba menos de estas historias cortas que, desde mi punto de vista, ya tienen el éxito asegurado por partir de un género tan aclamado, y con todos he podido pensar concienzudamente en cada uno de sus aspectos y compararlos con mi presente. Claro está, he tenido mis preferidos. Concretamente, destacaría "Los centinelas del tiempo", novela corta de Javier Negrete, que para mí ha sido una joya distópica, descrita con pulcritud y con una interesante reflexión sobre la educación, el lenguaje y la importancia del pasado plasmado en un texto. Es el que mejor sabor me ha dejado y, sin duda, es todo un acierto que se encuentre como último relato, pues al terminar y pasar los dedos por la contraportada, una vez cerrado ceremoniosamente el ejemplar, sientes que has sido testigo de algo abismal a la par que íntimo. Otros, como "Instrucciones para cambiar el mundo", de Felix J. Palma, nos habla con increíble sutileza de lo fundamental que es la percepción del mundo y la lógica que le otorgamos, pero con el que inexplicablemente se nos escapará alguna que otra carcajada; "Al garete", de Emilio Bueso, una historia devastadora de una gran carga medioambiental; "Limpieza de sangre", de Juan Miguel Aguilera, dedicado más a los peligros de un virus infeccioso que  me puso los pelos de punta; o "El error", de Rosa Montero, para inculcarnos una merecida paranoia sobre qué creemos real y qué no.
Eso sí, debo confesar que, aunque han sido relatos repletos de información y crítica, muchos de ellos no me han sabido a todo lo nuevo que esperaba. He encontrado guiños, alusiones, o simplemente copias sin camuflar de clásicos distópicos, series actuales o hasta de cómics apocalípticos. Por una parte, ha sido todo un gozo ver retratado de nuevo ideas que me sorprendieron en su momento, pero al mismo tiempo, esperaba que Mañana todavía pudiera dejarme una sensación de catástrofe de principio a fin. 


Todo un cúmulo de emociones y debates a flor de piel me quedan tras esta lectura. He disfrutado más de unos relatos que de otros, hubiera deseado que ciertos capítulos nunca terminaran y que otros contuvieran diez páginas de más para empaparme mejor de la idea del autor; también buscaba ideas más únicas y sorprendentes y en ciertos giros argumentales, no hacía más que pensar en su referente clásico, pero pero desde luego, la sensación que esperaba al leer estos relatos es la que pronosticó Ruiz Garzón: Mañana todavía no me ha dejado indiferente. Para nada.


Con la colaboración de Fantascy

19 comentarios :

  1. Va a ser mi próxima adquisición en septiembre, seguro. ;)
    Me parece un proyecto genial y tengo muchas ganas de leerlo jijiji

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Este libro lo he apuntado hace bastante por sus muy buenas críticas. Creo que me ayudará a entender más sobre distopía y a la vez disfrutarlo.
    Gracias por la reseña, un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy bien, verás diferentes tipos de mundos postapocalípticos :)

      Eliminar
  3. Una buena variación de varios escritores conocidos... sí señor. Pese a que te haya gustado, no me terminan de gustar los libros de relatos, me gustan más bien las historias...
    De todas formas, espero que vaya bien el libro :3
    Un beso <3

    ResponderEliminar
  4. Qué guay, me encantan los relatos y encima si son de temática distópica ya *-*
    Me encantaría poder leerlo, promete ser muy entretenido y excitante.
    Gracias por tu reseña!

    ResponderEliminar
  5. Tiene buena pinta aunque por lo que dices los relatos no pecan por ser super originales. De todas formas este tipo de lecturas siempre vienen bien, te airean la mente con tanta historia corta.

    ResponderEliminar
  6. Lo apunto para futuras lecturas.

    saludos!!

    ResponderEliminar
  7. Tengo muchísimas ganas de leer este libro, es totalmente mi estilo :D

    ResponderEliminar
  8. No tenía ni idea de la existencia de este libro. Las distopías se hicieron tan famosas que ya me resultan repetitivas, siempre encuentras algo parecido en ellas, sin una pizca de originalidad. Aunque he de reconocer que hay algunas que me impactaron desde el principio.
    A pesar de mi desencanto con este genero, viendo tu reseña, creo que merece la pena leerse este libro. Además al constar de historias cortas, te lo puedes tomar poco a poco para disfrutarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merece la pena, aunque coincido contigo en que ya está casi todo inventado y más de un relato me supo a otro ya existente...

      Eliminar
  9. Me acabas de descubrir un nuevo libro con buenísima pinta XD Lo malo de los relatos es que o te encantan o te dejan más bien indiferente. Pero de todas formas, el concepto del libro promete, así que me haré con él sí o sí ^^

    Un besito ♥

    ResponderEliminar
  10. Me encantaría leerlo porque es distopía y me encanta este género pero me echa para atrás lo de que sean relatos >.<
    Seguiré pensándomelo XD

    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  11. Los libros de relatos no son mi fuerte y quizás por eso no me he atrevido con este libro, pues como bien apuntas, hay historias que no te llegan y otras que sí. Y si encima están escritas por distintos autores pues con más vera.

    Las distopías me gustan, así que quizás algún día le de una oportunidad, aunque sean a las historias que más te han gustado ;)

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Me gusta la distopía, pero como dice la cita del principio, es un género que si no está bien construído, no te lo crees. Y me encantan los relatos. Creo que el relato breve está infravalorado. Así que me lo apunto para un futuro no muy lejano. :)

    ResponderEliminar
  13. A mí me gustó mucho, aunque claro, unos relatos más que otros.
    Buena reseña^^
    Besos desde ¿Realidad? no, libros.

    ResponderEliminar
  14. Espero que caiga algún día que tiene una pinta estupenda *O*

    ResponderEliminar
  15. Seguramente lo adquiriré para setiembre, tengo muchas ganas de leerlo!

    ResponderEliminar

¡Sígueme en Instagram!


Más fotografías en @miss_xerinola