martes, 8 de mayo de 2012

Exposición 'Robots en su tinta' en el 30 Salón del Cómic de Barcelona

El 30 Salón Internacional del Cómic de Barcelona ofreció durante su apertura una completa exposición sobre la robótica dentro de la cultura y el cómic, mostrando desde sus inicios hasta la presencia actual que ejerce en la sociedad, para acercar esta tecnología del futuro a los asistentes.



Algunos expertos auguran que estamos evolucionando hacia un nuevo paradigma social donde la era de la información se fusionará con la de la robótica, dando lugar así a un nuevo orden socio-económico y tecnológico donde los humanos realizaremos numerosas actividades con la ayuda de los robots, aunque será una fusión que pasará del ámbito exclusivo industrial al social
Aún sabiendo que esta era pueda llegar más tarde que temprano, la sociedad está preparada para el cambio: muchos autores ya nos han ido preparando y anticipando situaciones en diferentes soportes como el cine, la literatura, series de televisión o el cómic.



La exposición se inicia hablando del cine, arte que ha contribuido decisivamente en la popularidad de la robótica con películas adaptadas de la literatura, del cómic o de incluso guiones originales. 
El primer robot cinematográfico es María, de la película Metrópolis (Fritz Lang, 1927), donde en un mundo aplastado por las guerras con dos grupos antagónicos dispuestos a terminar con el bando contrario, este androide femenino desempeñaba un papel clave. 
Más tarde, por la memoria colectiva desfilarían todo tipo de robots extraterrestres (Gort, de Ultimátum a la Tierra, 1951) que desembocarían en una larga lista de personajes robóticos protagonistas de sagas como Terminator o Star Trek. En última estancia, encontramos otro tipo de género cinematográfico que habla sobre la integración del robot con emociones en la sociedad humana, como El hombre bicentenario (1999), Yo, robot (2004) o Eva (2011).




¿Cuál es el origen de la palabra robot? Dicho vocablo tiene sus raíces en la ficción. El término entró en la lengua inglesa partir de la palabra checa robota, cuyo significado es "servidumbre" o "trabajo fozado". Su uso se extendió como consecuencia de una comedia del escritor checo Karel Capez, Los robots universales del Rossum - R.U.R. (1920), aunque no sería hasta en 1949 cuando el escritor Isaac Asimov acuñaría la palabra para sus historias cortas de robots, convirtiéndose así en el gran autor de la literatura de la ciencia ficción robótica de todos los tiempos. 
Asimov sentó las bases de la conocida hoy día robótica social, donde los robots interactúan y se comunican con las personas, siguiendo comportamientos, patrones y normas sociales a través de las famosas Leyes de la robótica



El papel de personajes científicos y tecnólogos en los cómics siempre ha sido de vital importancia en las tramas, ya que gracias a sus conocimientos diseñaban hábilmente artefactos robóticos que les dieran ventaja en una batalla, tanto para vencer al adversario como para mejorar el propio y limitado cuerpo humano. 
Osamu Tezuka (1928-1989) sentó las bases gráficas y narrativas del cómic moderno en su país, por lo que es conocido como el "Dios del Manga" en Japón. Además de haber sido un autor tremendamente prolífico y haber influido en el trabajo de casi todos los dibujantes japoneses, fue el creador de una de las series más famosas del género de los robots: Astro Boy. Fechada en 1952, Astro Boy era un niño-robot que conseguía integrarse en la sociedad del S.XXI y desarrollaba así sentimientos humanos y poderes extraordinarios, que usaba en contadas ocasiones y solo para proteger a la Tierra de los enemigos. 
En otra instancia, tenemos a Mazinger Z, el primer manga del género mecha que alcanzó meteóricas cifras de popularidad, creado por Gô Nagai en 1972 y que nos hablaba de un robot gigantesco, pilotado por el humano Koji Kabuto, que luchaba ferozmente para restaurar la paz en la Tierra. Para los más pequeños, seguro que saben quién es Doraemon, ese gato-robot cósmico enviado desde el S.XXII para ayudar a Nobita Nobi a convertirse ne un hombre de provecho. 



Robots en su tinta cerraba la exposición con una serie de actividades lúdicas e interactivas donde los asistentes podían ver en movimiento a varios robots, hablar con ellos, escoger acciones a partir de simples mandos de control e incluso ver otro tipo de ocio, como peleas, carreras o montar prototipos.

En distintas líneas de historias, estilos, mensajes y géneros, los robots son piezas clave para el bienestar de la humanidad, con una presencia cada vez más importante, fascinante y necesaria para el futuro


¿Habéis ido a visitarla? ¿Qué os ha parecido?

4 comentarios :

  1. Me ha encantado el articulo :) que pena no haber estado por alli para echar un vistazo

    ResponderEliminar
  2. Es curiosa la exposición, me hubiera parecido entretenida de ver porque el tema es bastante interesante :D
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaba muy bien, llena de información! :D

      Eliminar
  3. Guau, se ve genial! Qué lástima que nos pillara tan lejos porque hubiese sido interesante verlo todo *o*


    Un saludo!

    ~El Imperio de las Bellotas~

    ResponderEliminar