martes, 27 de marzo de 2012

[Crítica destructiva] Cuéntame un cuento y verás qué contento

Érase una vez, en un reino de contundente nombre que la gente asociaba con toros bravos y turgentes tubérculos, había una joven periodista que vivía ilusionada con su futura profesión. Se había esmerado mucho en su trabajo, aprendiendo la materia y esperando, deseosa, el momento de perfeccionar su técnica. 

Así pues, el tan ansiado día de la inserción en el mundo laboral, la joven periodista se vistió con sus mejores galas, una blazer rosa a juego con su sueño, y empezó a buscar ese puesto de trabajo hecho solo para ella. Pero la mala suerte quiso que su ingenuidad se viera truncada con la inhóspita llegada de un ser que acunaba palabras malsonantes y feas: ¡bancarrota, desahucio, números rojos, corrupción!. La malvada crisis había llegado.

La joven periodista se sintió frustrada e impotente, ya nadie podía escuchar su sueño. Pese a todo, decidió no rendirse. Buscó y buscó, pero ese puesto de trabajo hecho solo para ella nunca aparecía. Inauguró una página web donde practicó y mejoró su escritura, informó sobre el mundo y sus lectores le hacían sentir menos inútil. A la gente le gustaba leerla, sus conocidos admiraban su locuaz pluma y las empresas corrían raudas a conocerla. "¡Lo haces muy bien, joven periodista!", decían mientras le daban palmaditas reconfortantes en la espalda. Así, pudo mantenerse con arreglos y remiendos, trabajando aquí y allá, utilizando su don para la palabra escrita y su creciente conocimiento por las nuevas tecnologías, pero ese puesto de trabajo hecho solo para ella nunca aparecía.

"¡Pobre joven periodista!", se lamentaban sus familiares, "estudia que estudiarás, pero un trabajo estable no encontrarás".
"Pero... ¿ya buscas bien?", decían personas necias que aún no habían conocido a la malvada crisis y llenaban su cabeza de consejos estereotipados que nadie había pedido. ¿Dejar currículums, llamar a las puertas, decir quién eres, vender la moto?... La joven periodista fruncía el ceño. 
"¿No encuentras trabajo? ¡Estudia otra vez!", remachaban entonces.

Muchas lunas después, la joven periodista sentía su vida sin fundamento. "¿Dónde están mis sueños, dónde está mi ilusión? Tengo aquí un papelito que me considera licenciada, totalmente cualificada, pero nadie me da la razón", se lamentaba. Por lo que buscó consejo en el gran gremio de periodistas, para escuchar a los grandes.

Y he aquí cuando la joven periodista entabló conversación con otra compañera de profesión más experimentada y sabia, aunque en su misma situación. Ésta le comentó las sucias artimañas de la crisis, le describió el desolador panorama actual y las inexistentes posibilidades de realizar cualquier oficio a largo plazo en el reino de contundente nombre.
"Pero yo quiero ser periodista, me he formado para ello", decía ella. "No encontrarás trabajo porque no lo he encontrado yo. Tengo dos licenciaturas, dos doctorados y cuatro idiomas a mis espaldas, ¿qué tienes tú?", preguntaba la otra. Y el corazón se le encogía. 

Entonces, la joven periodista, asustada por el futuro, sin saber qué hacer, escuchó lo que su compañera se tomó la libertad de decir:
"¿No encuentras trabajo? ¡Estudia otra vez!".



La joven periodista, muy a su pesar, sonrió con suficiencia. 
¡Desde luego, todos podían contar cuentos y dar consejos!.

28 comentarios :

  1. Te aseguro que has descrito perfectamente como me siento. Me ha encantado leerlo pero siento que estemos pasando por esta situación.
    ¡Un beso muy grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena, la verdad, pero muchas gracias por leerlo!

      Eliminar
  2. Es que a veces la gente no entiende que quizá estés buscando de lo que sabes hacer, y que algunos trabajos aunque existan, no te ves en ello... ellos solo ven que pones excusas y que no trabajas.
    Besos cielo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, que una no se pasa los años hincando codos para sacarse unos estudios para nada...

      Eliminar
  3. un cuento en el que relatas cómo se siente mucha gente ahora mismo ... yo ahora mismo estoy trabajando y no me quejo porque trabajo de lo que me gusta pero he pasado por esta situación muchas veces ... parece que no nos movamos por trabajar ...
    ¡besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerte que tu situación sea diferente, aunque gracias por entender ésta (porque la has vivido, porque los que no, no nos entienden).
      Ojalá pronto pueda decir que todo esto ha pasado y reírme :)

      Eliminar
  4. Pues dentro de poco me encontraré en el inicio de ese mismo cuento pero con otra profesión. Espero que la joven periodista no se rinda y el cuento tenga un final feliz. La verdad es que está muy difícil... ¡mucho ánimo! Besos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ambas nos merecemos un final feliz! :)

      Eliminar
  5. Me identifico muchísimo con tus palabras porque yo también estoy atravesando por esa situación y todo lo que dices lo he vivido en mis propias carnes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No nos queda otra que ser fuertes, pero cuesta!

      Eliminar
  6. Todos nos estampamos contra ese muro tarde o temprano. o.o ¿Has pensado en irte a Japón? =D

    ResponderEliminar
  7. Este cuento tiene mucho de realidad ... :( tristemente . En fin, para nuestra desgracia pocas cosas se pueden hacer, y una de ellas , la más sensata lo ha dicho Ana. No m refiero a viajar concretamente a Japón, per ir al extranjero ahora no suena tan mal...

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de ir a al extranjero también lo veo mal, si no tengo dinero para mantenerme aquí, cómo me voy a ir? el gasto que supone irse, buscar un piso, un posible trabajo, aprender el idioma, adaptarse a la ideología de allí en cuanto a la profesión... :(

      Eliminar
  8. También yo (que aún me queda un año para terminar la carrera) tengo mucho miedo de aquello que me espera cuando termine. Sólo podemos esperar que poco a poco la crisis pase y volvamos a tener una época como la de hace (muchos) años, que quien no trabajaba era porque tampoco lo buscaba (aunque bien es cierto que no me refiero siempre a trabajos cualificados o de lo que hayas estudiado, pero para empezar hasta un bareto me vale)

    PD. me ha encantado el detalle de meter el blazer rosa *^* me encanta~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, esto no puede durar mucho más, que nos vamos a pique!
      Yo me pagué la carrera trabajando de camarera y en una panadería, pero ahora quiero amortizar lo que he estudiado y busco de lo mío, claro ú_u

      Gracias por leer el cuento y puse la blazer porque tengo una rosa! xD

      Eliminar
  9. Hola pequeña periodista, yo no tengo una carrera como tú, pero tengo un título, y pfff he hechado más de 300 currículums y nada...
    Mi consejo es que no heches la toalla, que si has conseguido tu carrera es por que te gusta y además tú lo vales, sólo hay que hecharle un ojo a tu pequeño rinconcito en la blogosfea ^^.
    Ánimo y nunca desistas, agún día tiene que pasar la crisis, vamos digo yo... xd

    Besitos guapa! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía la de curris que llegamos a dejar... :/
      Gracias por tus palabras, guapetona, y por decir que valgo T_T ojalá una empresa pronto piense lo mismo que tú!

      Eliminar
  10. De verdad que me ha encantado esta entrada. Una pena que haya tenido que ser sobre un tema tan triste =/
    A mi me queda año y medio y aún soy optimista, vivo un poco en las nubes y con la ilusión de irme al extranjero. Pero tu situación bien podrá ser la mía asi que te entiendo y solo puedo desearte suerte y mucho ánimo =)

    Un abrazo~ ;D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado el formato :)
      Qué envidia me das, aún tienes un año y medio de ilusión... aunque supongo que si tienes ya la idea de irte al extranjero, ya vas más predispuesta a todo. Espero que tengas suerte :)

      Eliminar
  11. Hola hola joven periodista.
    Tus palabras no hacen más que recordarme lo que he vivido, y lo que me queda seguramente por vivir. Por desgracia incluso para estudiar se necesita dinero (encima el año que vienen limitan mucho más las becas...)y para irte fuera también, ¿te enteraste que tres países europeos no dejan entrar en sus paises a gente en paro? Muy fuerte.
    Es horrible haber estudiado algo y que no se te abra ninguna puerta. Pero yo espero que en algún momento se habrá una rendija y esa joven periodista se cuele dentro de su sueño. Animo, no dejes de rendirte, de seguir trabajando y de seguir echando curriculums ;)
    Besitos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, lo de estudiar como derecho se va a acabar u_u a la universidad los ricos!
      Esperemos que sí, que tanto tú como yo encontremos lo que nos merecemos por haber hincado codos ù_ú

      Eliminar
  12. Me pasa lo mismo que a ti, como sabes, pero poca cosa más podemos hacer. Ánimos!

    ResponderEliminar
  13. La historia de muchos, podría contar la mía cambiando Periodismo por mi carraera y sería exactamente igual. No hay que desanimarse y seguir adelante que seguro que encontramos un sitio a nuestra medida. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor es eso,que estamos todos igual, y si el futuro somos nosotros... enfin, a pensar en positivo, claro!

      Eliminar
  14. Mami ya sabes que escribes de maravilla y acabaras encontrando. Lo de estudiar de nuevo es una chorrada.. por muchas carreras que tengas hoy en día eso no garantiza encontrar trabajo asi que animos a seguir con tu sueño que conseguiras lo que te propones tarde o temprano. un besin

    ResponderEliminar
  15. Te esfuerzas en lo que haces y si no te rindes sé que al final acabarás consiguiendo tu sueño de encontrar un buen trabajo :) Las cosas están difícil ahora, y parece que los que nos gobiernan se interesan más por llenarse los bolsillos que por solucionar los problemas en los que nos han metido, así que nos toca esforzarnos el doble. Pero que nunca nos juzguen de no hacerlo, porqué será mentira! Y sobre lo de estudiar otra vez, ya sabes lo que pienso, estudiar siempre es bueno, pero sin dinero no se puede hacer, y más si ya tienes una carrera, que la segunda te sale más cara :( Así que menos menos juzgar! ò.ó

    ResponderEliminar