miércoles, 29 de septiembre de 2010

[Hoy recomiendo...] Dead Set

Lo prometido es deuda y ya dije en su momento que comentaría todas las series que he ido viendo. Mi idea era pulirme las reseñas en un par de semanas, pero como siempre, el destino es impredecible y mi perrería, inmensa. Esta vez cambio el género completamente, ya que a principios de mes os hablé de Chuck, de un aspecto mucho más risueño que la presente. Como ya habré comentado alguna vez por aquí, adoro las películas de zombis, de gore o de carácter sobrenatural. Así que cuando descubrí esta mini serie, supe que tenía que verla.

Empecemos por la ficha técnica:

Título: Dead Set: Muerte en Directo (Dead Set)
Género: Terror, thriller, drama
Fecha de emisión: 2008
Temporadas: 1
Capítulos: 5
Autor: Charlie Brooker
País de origen: Reino Unido
Valoración: 10/10

¿De qué va?
Es noche de expulsiones en Gran Hermano. La gente se amontona alrededor del recinto con la intención de ver a sus personajes preferidos, mientras dentro de las instalaciones hay un frenesí porque todo salga perfecto. Kelly, ayudante de producción, está hablando por teléfono con su novio cuando un extraño accidente ocurre y toda la productora se queda a oscuras. El miedo se apodera de ella cuando se oyen gritos de auténtico pánico y se ve asaltada por sus propios compañeros, empapados en sangre, que pretenden morderla. Kelly comprende entonces que el fin se acerca y el único refugio al que puede acudir es a la casa de Gran Hermano, donde los participantes siguen actuando, ajenos al desastre.



La primera impresión que tuve de esta serie al ver el primer capítulo fue de muy original. La manera en que combinan dos géneros que no pegarían ni con cola pero que, irónicamente, muchos hemos deseado que los participantes de GH se vieran asaltados por alguna de estas catástrofes, es simplemente asombrosa. Así, al ver esta mini serie, te sientes reconfortado por dentro al mismo tiempo que disfrutas de una buena dosis de zombis.

Si bien podríamos ver los cinco capítulos a modo de película, el ritmo es muy frenético y constante. Los primeros capítulos hay que pensar rápido para sobrevivir, esquivar zombis o encontrar provisiones, mientras que los últimos se adquieren más tintes de drama e impotencia cuando los personajes buscan un modo de huir o de contactar con el exterior.

Lo que más destacaría de esta historia es la caracterización de personajes. Al encontrarnos con dos géneros, todos los personajes adquieren una dualidad en su personalidad y función, lo que puede crear una combinación explosiva. Así, la que es una puta en un papel para GH, puede ser una sádica a la hora de matar zombis, el travestí tiene nociones de primeros auxilios, entre otros. Aún así, seguiremos encontrando los prototipos de siempre: protagonista tonta que aprende rápido, capullo que mete la pata constantemente y personajes de minorías étnicas que recibirán los primeros.




El único punto negativo que sacaría de esta serie es la naturaleza incierta del zombi. Tras un segundo visionado a los capítulos, y esta vez acompañada de un amigo, discutimos sobre qué nos mostraba la historia: si zombis o infectados. Pese a que el mismo autor afirma que son zombis por el aspecto y el proceso de transformación, la manera de actuar (esa rabia contenida, la agilidad y la rapidez) se aleja del prototipo de George Romero y pueden recordar más a los infectados de 28 días días/semanas después. No hay que olvidar, no obstante, que ahora parece que la línea entre virus e infección es más difusa dado que los mismos monstruos evolucionan. Brooke alega que hizo este cambio en el virus para lograr un caos inmediato.

Y llegamos al final. Pese a que siempre encontremos un final esperado, Dead Set ofrece uno más realista. Tras un capítulo final totalmente impactante y que te dejará con los nervios a flor de piel, llegaremos al desenlace. No gustará a muchos, pero es realmente con lo que se encontraría la humanidad.




Sin más, sólo puedo decir que la veáis. Si no os gustan los zombis, os perdéis una gran obra llena de acción, drama, muchos nervios y gore del bueno. Y para los que odiáis Gran Hermano, encontraréis aquí un poco de justicia televisiva.

lunes, 27 de septiembre de 2010

De vuelta por el mundillo

Pues después de mucha incertidumbre, vuelvo oficialmente por estos lares. Y es que el desencadenante de mi abandono repentino ha sido mi portátil: murió.
Ya era viejita pese a que me había aguantado toda la carrera, pero la semana pasada empezó a protestar demasiado, hasta que finalmente un día decidió que no valía la pena encenderse. No voy a negar que su muerte súbita me deprimió bastante, ya que ahora que tengo tanto tiempo libre, lo estaba dedicando mayormente a ver series y películas por Internet. Sí, no voy a mentiros: también soy una facebookadicta.
La idea original era conformarme con el netbook que me compré para las prácticas. Lamentablemente, después de ver dos capítulos de Sobrenatural y tener que forzar la vista para admirar la belleza esculpida en el rostro de mi Jensen Ackles, tuve que pensar en otro plan.
Acudí al buenazo de Shimetzu, que tras hacerle un bonito funeral, me propuso montar un pc nuevo muy potente y a la última. Aún así, como el presupuesto no estaba para grandes ideas, al final, tras mucho meditarlo, acabé comprando un portátil nuevo, que es desde donde escribo ahora. Me había prometido a mí misma comprarme un portátil más acorde con mi estilo, pero al final he optado por uno modernito y con un diseño normal. Va perfecto y rapidísimo, aunque no me deja iniciar sesión en el Msn, diciendo que el Firewall lo bloquea, y empieza a desquiciarme. ¿A alguien le ha pasado esto?

Sé que han aparecido entradas mías, pero eran programadas y con el objetivo de que no decayera esto tanto. Ahora que tengo una pantalla normal, voy a retomar el ritmo vertiginoso de posts sin sentido que tanto me gustan hacer, aunque ahora mismo estoy en fase de cambios y de perspectivas nuevas. De momento, estoy lavando mi imagen mental, la de mi futuro y, cómo no, de mi cuarto.

Gracias, como siempre, por leerme. Y gracias a todos aquellos que habéis seguido entrando pese a abandonar esto, aunque fuera por poco tiempo. Y perdonar el post, tenía ganas de contar mis odiseas con la tecnología.

domingo, 26 de septiembre de 2010

[Fotolog] Fragmento de hoy



Phury alcanzó a dar dos pasos antes de que una mano le agarrara del brazo. La cara de Rehvenge parecía de piedra, al igual que su mano. Cuando el hombre parpadeó con sus ojos violeta, algo sucedió entre Phury y él, una especie de intercambio... una corriente de...
De repente Phury sintió un abrumador ataque de culpa, como si alguien le hubiese levantado la tapa de sus preocupaciones y sus más hondos temores por el futuro de la raza de los vampiros.
Impulsado por esa angustia, se sorprendió diciendo:
-Vivimos y morimos por nuestra raza. La especie es nuestra primera y única preocupación. Peleamos todas las noches y atesoramos los jarrones de los restrictores que matamos. La clandestinidad es la forma de proteger a los civiles. Cuanto menos sepan sobre nosotros, más seguros están. Por esa razón desaparecimos.
Tan pronto como terminó de hablar, lanzó una maldición. "¡Nunca se puede confiar en un symphath!".
-Déjame ir, devorador de pecados- dijo entre dientes-. Y mantente alejado de mi cabeza.


Amante despierto - J.R.Ward


Entrada original aquí

miércoles, 22 de septiembre de 2010

[Fotolog]: Fragmento de hoy



-Julian, ¿cómo conociste a tu esposa?
-Mi hermano Príapo me maldijo y estuve encerrado en un libro durante dos mil años. Grace se emborrachó el día de su cumpleaños y me invocó.
Vane puso los ojos en blanco.
-Eso no me sirve. ¿Kirian? ¿Tú que hiciste?
-Me desperté esposado a Amanda.
-De modo que tengo que buscar unas esposas, ¿no?
-No en una primera cita -contestó Ash con una sonrisa torcida-. Le darás un susto de muerte si la esposas.
Kirian resopló.
-A mí me funcionó, y eso que era nuestra primera cita...
-¿Qué hacéis los lobos en una cita? -le preguntó Nick.
-Cuando una hembra está en celo, luchamos por ella y después elige al que la monta.
Nick se quedó boquiabierto.
-¿Estás bromeando? ¿No tenéis que invitarla a cenar? ¿Quieres decir que ni siquiera tienes que hablar con ella? -se giró hacia Aquerón-. Ash, conviérteme en lobo ahora mismo.


El juego de la noche - Sherrilyn Kenyon


Entrada original aquí

domingo, 19 de septiembre de 2010

Lo que encuentras cuando no buscas

Hoy hablaré de reencuentros. A mi madre le ha dado por ordenar y limpiar en condiciones el garaje que a veces hace la función de trastero. No esperaba para nada encontrarme cosas mías, ya que pensaba que todo lo había subido a mi cuarto o enviado directo a la basura, Pero me sorprendí encontrando bolsas con ropa y recuerdos de antaño que tenía olvidados. Ya hecho selección de todo (menos de la ropa, que ya no me entra *suspiro*), y como me ha hecho ilusión rememorar años mejores, he hecho fotos de ello.


Veamos, ¿qué me he encontrado?:

¡Peluches de tigres!. Como ya sabréis, soy una gran amante de este animal, así que siempre que puedo, me agencio peluches, ropa o complementos para decorar. Ante todo, pero, me encanta tener peluches de tigres. Lamentablemente tengo demasiados, por lo que van emigrando al garaje o a la basura... así que me emocioné mucho al encontrarme con estos dos. Fueron de los primeros que tuve, son súper suaves y muy achuchables... En mi habitación se han quedado.


¡Mis escritos y libros de la carrera!. A principios de carrera escribía mucho y, alentada por mi profesora de bachillerato, me presenté a varios concursos. Aquí he encontrado todos mis borradores con sus correspondientes correcciones, así como las historias que envié... ¡qué recuerdos! También encontré ¡el libro ganador!. Me publicaron una historia (10 páginas en catalán) junto con otros 9 elegidos en un concurso. Aunque suene pequeñito, para mí fue todo un logro: sólo tenía 18 años. Debería tomar las riendas de nuevo, que se me pasa el arroz literario...
También encontré libros de mi carrera. Qué recuerdos. De todos, me he quedado con El nuevo periodismo, de Tom Wolfe, que me gustó mucho, así como el diccionario de pronunciación en catalán que nos regalaron una vez en clase. Más vale prevenir que curar...


¡Bolsos!. Además de las camisetas, me encantan los bolsos. Si veo uno que me enamora... ¡para la saca!. He recuperado unos cuantos antiguos para darles un nuevo uso. Especialmente me he emocionado al encontrar el negro y plateado, es el que usé a principio de misprácticas y las chicas de redacción me decían que era muy moderno. Qué contenta que iba yo con mi bolso...


Después de estos reencuentros, descubrí un par de pinceles que había escondidos, así que me puse a darle vueltas a la vena artística. Aún tenía la foto de Jensen Ackles, la que compré en la convención, enmarcado en un marco tremendamente feo, así que me decidí a personalizarlo. No soy muy manitas y sólo tenía pintura rosa y plateada, así que la cosa no es que haya quedado muy espectacular:


¿Qué os parece? Creo que ha mejorado. De verdad que era horrible. Una vez puesto, me puse a ordenar estanterías. El manga ha pasado a un segundo lugar y, como veis, ahora están mis sagas favoritas, como Cazadores Oscuros (¡gracias de nuevo por el descubrimiento, Hachi!) Cazadores de Sombras o La Trilogía de Bartimeo.
¿Y qué pasa con los mangas? Pues no soy tan drástica como parezco, el manga ha ido a parar, justamente, al baúl de los recuerdos.


Perdón especial por la calidad nula de esta foto. No había manera de pillar mucha luz... podéis apreciar mis tomos de Bleach así como de series terminadas, más un montón que tengo empezadas (y paradas por, por ejemplo, Planeta), así como alguna frikada que otra... ¿no es mono mi Pikachu?


Y esto es todo lo que he encontrado.
¿Qué es lo más curioso que habéis encontrado cuando no buscabais nada?

viernes, 17 de septiembre de 2010

Libro: 'Donde termina el arco iris', de Cecelia Ahern

Sigo posponiendo el post de la siguiente serie a recomendar y paso a hablaros del último libro que he terminado en estos días. Lo tendría que haber comentado en su momento, pero la verdad que esto de no hacer nada consume más tiempo de lo que pensaba. Aún así, espero ponerme pronto las pilas, no quiero convertirme en un parásito social después de todo lo que he trabajado...
Vamos allá:

Como siempre, ficha técnica:

Libro: Donde termina el arco iris (Where rainbows ends, 2004)
Autor: Cecelia Ahern
Editorial: Zeta - Bolsillo
Género: romance adulto, drama
Año de publicación: noviembre 2007
Páginas: 429
Edición: Rústica
Valoración: 9/10


¿De qué trata?
¿Cómo sobrevive una relación a través de correos electrónicos, chats, cartas o postales? ¿Es posible que surja el amor? Rosie Dunne y Alex Stewart, amigos desde la infancia, siguen siendo inseparables; necesitan compartir tanto los momentos importantes como los cotidianos. Pero sus vidas han tomado rumbos muy distintos: Alex estudia medicina en Boston, mienras que Rosie se esfuerza, en Dublín, por sacar adelante a su bebé, fruto de una loca noche de pasión. A través de correos y cartas, ambos dan a conocer en profundidad sus vidas: sus complicados matrimonios, los esfuerzos por hacer sus sueños realidad... y la evidencia de unos sentimientos que nunca se han atrevido a revelar.




Como ya comenté, este libro lo encontré de casualidad en el supermercado, habían puesto en liquidación varios libros de novela romántica y me hice con este ¡por 3 euros!. Una ganga. La trama enseguida me llamó porque me recordó a Lovebook, así que ya estaba segura que no me defraudaría.

En esta ocasión, somos espectadores de la vida de ambos protagonistas a través de las redes sociales, desde que son estudiantes de primaria, enviándose notitas en clase, pasando por los mails en secundaria, las postales de casados a los mails de adultos, sin olvidar en ningún momento el montón de conversaciones que mantienen a través de los chats. Es una manera muy original a la par que amena de asistir al desarrollo de los personajes a través del día a día, con comentarios o anécdotas que te arrancan una sonrisa. Los dos se prometen estar siempre juntos y no romper nunca la promesa de ser mejores amigos, algo que se trastoca cuando se cruza la delgada línea entre la amistad y el amor.

Rosie y Alex son unos protagonistas únicos y entrañables que conquistan al lector desde la primera página. Desde su tierna infancia hay que reírse de las peripecias y los sueños que cuentan a través de esas tímidas notitas en clase; en secundaria ya se entreven sentimientos extraños pero enseguida se da paso a los romances esporádicos y los estudios. Pero cuando llegamos a la separación, donde Alex se va a Boston y Rosie se queda en Dublín, se crea una bifurcación en sus caminos, donde cada uno tendrá un punto de vista e irán comentando sus experiencias a distancia. En esta parte hay que decir que a Rosie le pasa de todo, volviéndose un personaje fuerte, mientras que en algún pasaje, Alex llega a ser incluso exasperante. Los demás personajes son emblemáticos e incluso algunos necesarios para el desarrollo de la trama. Especialmente me han encantado Ruby, por animar a Rosie en sus peores momentos, y Katie, por demostrar que incluso los errores del pasado no son un mal presagio para el futuro.

El estilo es muy cotidiano y de estar por casa, ya que ante todo son conversaciones o mensajes. Es divertido ver cómo mejoran en expresión y ortografía, ya que de pequeñitos hacen errores gramaticales y, cuando crecen, llegan a corregirse entre ellos. Además, como también tenemos las experiencias de sus compañeros y familiares, con los que también crecemos, vemos una variedad de expresiones y actitudes en los correos y conversaciones que da mucha amenidad.

Qué decir del final. Me pareció precioso y muy justo; a medida que avanza la historia estás deseando que alguno de los dos dé su brazo a torcer y reconozca sus sentimientos, pero siempre pasa algo, alguien aparece, surge un comentario inapropiado, y pasa el tiempo de nuevo. No obstante, me pareció un tanto agridulce, ya que SPOILER si bien era obvio que acabarían juntos por los sentimientos guardados desde aquella noche cuando tenían 16 años, si te paras a pensar, es un poco triste, ya que consiguen estar juntos pasados los 50, lo que es bastante tiempo y, entre otras cosas, ya no podrán tener hijos FIN SPOILER. Aún así, me conmovió de tal manera que me hizo llorar.

En definitiva, es un libro muy bonito que no podrás dejar de leer por tal de saber qué harán los protagonistas en el arduo camino del amor. No pararás de reír y soñar con ellos, pero también te angustiarás por las tragedias de Rosie o incluso te cabrearás por los silencios de Alex. Hay que leerlo para vivirlo. Y es por ello que lo recomiendo muchísimo.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Mundo cinéfilo: experiencias cinematográficas de hoy (22)

Al final cambio de opinión y, en vez de hablaros de la serie que toca en la lista, hago una breve crítica de las pelis que vi la semana pasada. La gente ya empieza las clases y yo, por el contrario, tengo vacaciones indefinidas. A la espera de que me llamen, me entretengo en bajarme de todo en el ordenador. Después de acabarme Psych, me he pasado a otra serie, además de un montón de pelis que me voy descargando. Así pues, es hora de ponerse manos a la obra:


The Karate Kid (2010)
Dre Parker (Jaden Smith) se ve obligado a mudarse a China por el trabajo de su madre. Su nuevo hogar no le gusta especialmente, todo es nuevo y no cae bien a nadie. Cuando intenta entablar amistad con su compañera de clase Mei Ying, el matón del colegio, que además es un prodigio en el arte del kung-fu, decide que es hora de enseñarle dónde están los límites para los recién llegados. Dre conoce entonces a Mr.Han (Jackie Chan), el conserje de su edificio, que le enseñará la verdadera naturaleza del kung-fu.

Personalmente creo que hay clásicos que no deberían recuperarse, simplemente dejar en el recuerdo, y esta película es un ejemplo. La historia sigue la misma pauta que la anterior con algunas diferencias, como protagonista o ambientación, pero por todo lo demás, no consigues sorprenderte porque ya conoces el final. Como mejoras podría decir que las batallas parecen más reales y el torneo un tanto más profesional, así como los lugares de entrenamiento. En cuanto a los protagonistas, encuentro razonable que W.Smith quisiera que Chan pareciera más actor que maestro, pero he visto tantas películas suyas que la simbiosis de ambos papeles me parece inseparable, por lo que las escenas de drama protagonizadas por él me parecieron absurdas; Jaden Smith tiene madera de actor pero va a tener que esforzarse mucho para crecer sin la enorme sombra de su padre, ya que en muchas escenas, sobre todo las cómicas, veía a un pequeño Will, no a Jaden. Por todo lo demás, película entretenida y con el claro mensaje de la autosuperación y la fe en uno mismo, pero no aporta nada nuevo.
Lo mejor: el kung-fu.
Lo peor: ya conoces la historia.
Sentencia: recomendable.

La Isla (The Island, 2005)

Lincoln Seis Echo (Ewan McGregor) es uno de los supervivientes de la contaminación que sufrió el planeta y permanece en un refugio viviendo a la espera de volver a su hogar. Todos los días son idénticos y su única meta es ser escogido para ir a La Isla, el único rincón de la Tierra que permanece libre de contaminación. No obstante, Lincoln empieza a tener extraños sueños de una persona que no conoce y de visitar sitios que nunca ha visto, por lo que empieza a cuestionarse quién es y qué sentido tiene La Isla.

Una película que vi en el momento de su estreno y me dejó prendada por la filosofía de la vida y la muerte que destilaba: mensajes sobre qué somos, qué hacemos aquí, por qué estamos aquí, me encantaron. La instalaciones del refugio y de La Isla son geniales así como el proceso de "desinfección" y "nacimiento" de los supervivientes, todo muy futurista. Me gusta la manera en que ambos protagonistas se cuestionan conceptos tan simples del día a día por su inexperiencia y tienen que aprender a vivir de nuevo, sobre todo cuando hablan de la muerte y quién tiene derecho sobre ésta. El mensaje que enseña esta película es claramente sobre el sentido de la vida y la idea de las vidas falsas y los clones me recordó a la frase de Descartes de que la vida es un sueño. Descartando la filosofía, una peli de acción que te mantendrá enganchado hasta el final.
Lo mejor: La Isla.
Lo peor: el concepto se podría explotar más.
Sentencia: altamente recomendable.


Un chihuahua en Beverly Hills (Beverly Hills Chihuahua, 2008)

Clhoe es una consentida chihuahua en Beverly Hills que vive rodeada de todo tipo de lujos y caprichos. Su vida de ensueño se trastoca cuando queda a cargo Rachel, pariente de su dueña, y ésta la lleva a México a pasar unos días de vacaciones. Clhoe emprende un viaje a casa repleto de amigos nuevos, peligros y una nueva manera de ver la vida como la chihuahua que es.

No soy muy fan de las películas sobre animales porque suelen parecerme cutres, con efectos mal hechos e historias estúpidas, no hablemos ya de los protagonistas humanos, que siempre los dejan como lerdos, pero con esta peli he hecho una excepción. No sé si será el protagonismo del lujo y la moda o que tenga una historia interesante como la vuelta a casa para encontrarse a uno mismo, pero me pareció entretenida y muy divertida. Todos los perros que salen son graciosos y la manera en que hablan parece hasta real. Los dos personajes humanos están en la búsqueda de Clhoe y tienen su propia historia aparte, por lo que no sufren alteraciones de personalidad o dignidad. La parte sobre la historia de los chihuahuas muy interesante a la par que conmovedora.
Lo mejor: los perros.
Lo peor: tras verla, querrás tener un chihuahua.
Sentencia: recomendable.


Hairpsray (2007)

Baltimore, 1962. Tracy Turnbland (Nikki Blonski) adora cantar, bailar y le encantaría participar en su programa favorito, el de Corny Collins, donde baila el guapísimo Link (Zac Efron). Aún así, Baltimore está arraigado en la tradición y no está bien visto que una jovencita como ella se contonee y tenga ideas como que la noche de los negros deba celebrarse todos los días. Pero Tracy no se riende ante nadie y luchará por sus ideales y una sociedad mejor.

Tenía muchas ganas de terminar esta película, que empecé a ver en la época de su estreno... La primera impresión fue buena pero aún estaba el boom de High School Musical (las comparaciones son odiosas, lo sé) y tenía en mente coreografías y canciones más actuales, por lo que la fui dejando. Ahora me arrepiento. Una película espectacular, muy bien ambientada y, ante todo, narrada, con los problemas de la época y la mentalidad de entonces. La manera en que se tratan factores tan peliagudos como el racismo a partir de las canciones y los bailes para integrar a las personas no tiene palabras y hay que ver las escenas para vivirlas y sentirlas. Los personajes son geniales, especialmente los protagonistas, clavando sus papeles y los clichés pero, al mismo tiempo, dando entrada a otro tipo de racionalidad. El vestuario, la ambientación y los bailes son sublime y te transportan fácilmente a la época.
Lo mejor: todo.
Lo peor: algunos secundarios odiosos.
Sentencia: indispensable.


Por siempre Blancanieves: Sydney White (Sydney White, 2007)

Sydney White (Amanda Bynes) está a punto de entrar en un nuevo mundo como es el de la universidad, aunque sólo tiene claro una cosa: debe entrar en la misma Hermandad donde estuvo su madre. Sydney pronto entrará en el reinado podrido de Rachel (Sarah Paxton), cuya única obsesión es ser la más hermosa del Campus y no tolera intrusas, por lo que se verá obligada a refugiarse en La Espiral, el refugio donde van los parias universitarios. Allí conocerá a 7 frikis entrañables que le harán abrir los ojos...

El cuento de Blancanieves me fascina desde que leí otro punto de vista en Fábulas, mi saga de cómics favoritos, por lo que me pirro por cualquier adaptación o lo que se le parezca. En este caso, me gusta mucho la idea de ambientarla en la universidad americana y dotar a todos los personajes de características pueriles y estudiantiles. Bynes suele interpretar el mismo prototipo de personaje pero siempre me deja encantada, por lo que me he reído mucho con su manera de luchar y salir airosa de las zancadillas que le hace Rachel. Lo que más me ha gustado han sido los guiños a los símbolos esenciales del cuento, ya fuera por la bruja (Rachel), la manzana (el Mac), o el veneno (el virus), entre otros. Muy original. Los 7 frikis son totalmente adorables ya que siguen los caracteres originales pero con el añadido de excentricidad, así como el príncipe encantador. La historia, además, invita a no rendirse con lo que establece el status quo y a luchar por el ideal de cada uno.
Lo mejor: las alusiones al cuento.
Lo peor: puede hacerse muy corta.
Sentencia: altamente recomendable.


Y esto es todo por ahora.

domingo, 12 de septiembre de 2010

[Fotolog] Fragmento de hoy



Rhage levantó la mirada hacia ella, sin importarle lo que la deidad viese en sus ojos: odio, dolor, deseos de atacarla.La voz le tembló.
-Me estás quitando la vida.
-De eso se trata- dijo ella suavemente-. La cara y la cruz, guerrero. Tu vida, simbólicamente, por la de ella, físicamente. Debe conservarse el equilibrio, hay que hacer sacrificios a cambio de los dones. Si voy a salvar a una humana por ti, debe haber un profundo compromiso por tu parte. Cara y cruz.
Él inclinó la cabeza.
-Hazlo-dijo él con voz áspera-. Prefiero que tenga una vida larga y feliz sin conocerme, a que muera ahora.
-Que así sea.
-Pero te ruego... déjame decirle adiós. Un último adiós.
La Virgen Escribana negó con la cabeza.
-Te ruego...
-Ha de ser ahora o nunca.
Rhage se estremeció. Cerró los ojos. Sintió con absoluta convicción que le llegaba la muerte, como si el corazón hubiera cesado de latir.
-Entonces que sea ahora- susurró.


Amante eterno - J.R.Ward


Entrada original aquí

sábado, 11 de septiembre de 2010

Caprichitos del destino

Como siempre, hoy voy a dedicarme a hablaros de, ¡sí!, mis compras y mis idas y venidas. Y es que el jueves pude quedar, por fin, con Shimetzu, y Yuriko, en un entrañable encuentro entre amigos en el japonés donde más nos reímos, el Kiku Chan. Creo que ya he comentado en alguna entrada que, por un módico precio, asistes a un banquete de platos enormes y comida exquisita. ¡Y te hartas!.
Lo malo es que casi siempre nos sobra comida porque no podemos más, así que en esta ocasión, Nú y yo decidimos curarnos en salud y pedimos el
menú en tamaño pequeño, para así terminar algún plato. El resultado fue favorable, aunque esta vez nos llenaron el plato de cebolla y no saboreamos del todo la victoria. Odio la cebolla.

Y diréis, ¿y ya está? ¡Pues no! Aquí foto de las
compras:


La libretita es una monada que vi en Abacus, pero... ¡¡por fin, la continuación de Cazadores Oscuros!! Tenía muchísimas ganas de hincarle el diente al libro de Vane, pero por razones que aún desconozco, el destino nunca me dejaba apoderarme de él. Si lo encontraba, no tenía dinero o estaba muy caro, si cuando iba a encargarlo estaba agotado... así que cuando pude hacerme con él no me lo creía. Vane ya salía en el libro de Talon y, aunque en pocos capítulos, me pareció un personaje muy interesante. Además, que se pueda transformar en lobo siempre sube puntos... ¡fuera vampis!. Aún no lo he empezado porque ya llevo un par activos, pero me divirtió mucho hacer teorías con Nú. ¡Pon un Vane en tu vida!.

Pero la cosa no acaba aquí. En Abacus vi un llavero monísimo de un Esmilodón. Que no os suene a chino, es un félido extinto de la familia de los dientes de sable. Siempre me han fascinado sus enormes dientes, así que cuando lo vi me hizo mucha gracia. Lo dejé pasar y... Yuriko luego me sorprendió regalándomelo. Por mucho que digan, siempre es la mejor.
Aquí una foto:


¿No es una monada? Le he bautizado como Diego, en honor al de Ice Age.

Por todo lo demás, fue un día genial en el que salieron muchas paridas y coñas. Lo malo es que ahora, al explicar lo que hicimos, me han entrado unas ganas terribles de volver al japonés... ¡Por el chinito que se ahoga, hay que repetir!
Así, sin más, me despido. Supongo que luego (no nos engañemos, mañana seguro) haré otro post para recomendar las series que me quedan en el tintero o, simplemente, contando alguna que otra chorrada. De momento, os dejo una foto de Diego con Dean, cuya estancia ha pasado de ser temporal a indefinida en esta casa, que se ha tomado la libertad de evaluar mis pertenencias y darles el visto bueno. En la foto tenía agarrado a Diego y estaba sopesando lo estético que quedaría en mi mesa. Eso o que pensaba cargárselo a mordiscos.
Lo malo de que Dean sea monocolor es que a veces es una bola negra en las fotos, pero yo me lo quiero igual. Ah, sí, ha escogido mi cama como su trono principal en el reinado. Qué le vamos a hacer.


¡Feliç Diada als catalans!