sábado, 15 de mayo de 2010

[Universidad] Diario de una becaria (14)

Volvemos a la carga, otra semana en que me ha dado el aire, con ruedas de prensa de lo más variopintas y en las que, ante todo, he podido poner a prueba mi estilo, hasta ahora dentro del círculo vicioso de las noticias normalillas. Porque sí, esta semana me ha tocado en Cultura, y como tal, me han permitido liberar un poco las expresiones.

La primera rueda a comentar fue el pre-estreno de una película española, 'Siempre hay tiempo', de una productora sevillana concretamente. Se hizo una de las presentaciones en un cine catalán porque una de las actrices principales no era otra que Montserrat Carulla, muy conocida y aclamada en series catalanas, como la longeva El cor de la ciutat. Total, cuando me dijeron que la vería, me emocioné mucho, aunque tenía mis dudas sobre esta mujer, siempre la he visto interpretando papeles de viejas enfurruñadas y me daba miedo que me soltara un sopapo. Pues Carulla resultó ser una jovencita en espíritu, muy simpática y amable, riendo y haciendo bromas, por lo que disfruté de una de las entrevistas más amenas de mi vida. ¡Qué encanto de mujer!
La otra rueda fue en el Palau de la Música, donde presentaban los conciertos de la nueva temporada 2010-11. Si bien no fue tan divertido, ya que la mayoría de los músicos me sonaban a chino y divagaron mucho sobre estilos y talentos emergentes, la conferencia se inició con un mini concierto, todo una delicia para mis sentidos, y luego además me regalaron una bolsita de exclusivos caramelos que aún estoy degustando.
Ambas noticias quedaron muy bien, según mi tutora, que me felicitó porque me había adaptado a las exigencias de la noticia. Y la verdad que esto me hizo sonreír como una tonta. Al final será verdad que he estudiado la carrera de mi vida...

Aún así, no todo podía ser perfecto, pero entre semana también me enviaron a una rueda de prensa bastante comprometida, sobre el cáncer de ano y unos estudios que corroboraban que los homosexuales VIH eran los más propensos a infectarse. Se podía hacer entrevistas a médicos y algunos pacientes, aunque todo muy reservado, se tenía que distorsionar la voz, no grabar las caras, entre otros. Yo conseguí hacerle un par de preguntas al médico jefe y me explicó cómo estaban las cosas. Me curré mucho el artículo, ya que el tema me impactó y quería que quedara reflejado todo lo que me explicó el buen hombre. En fin, no sirvió de nada, porque en cuanto la terminé, en Madrid me cambiaron el título por algo tan bochornoso, homófobo y humillante que no quiero ni comentar. Qué vergüenza, y encima pensar que han estudiado una carrera que busca una verdad objetiva...

¡A ver qué pasará la semana que viene!

3 comentarios :

  1. plas plas plas! Viva Saru! gente de fondo: vivaaaaaa!!! jajajaja. Ahí está, nuestra super reportera en acción XD ay, se me va la pinza. Pero nah, eso que me alegro de que te vaya bien, aunque siempre haya peiodistas morbosos que buscan liar las cosas (ni caso y apa)...pero en fin! ánimooo!

    ResponderEliminar
  2. Que más dan los artistas, el mero hecho de ir al palau de la música es lo que mola, que es un edificio increible.

    Y respecto a lo de cambios de títulos... en fin, asi está el mundo... me hago una idea de lo que poindrían.

    ResponderEliminar
  3. Parece que viviste una semana interesante pues! Me alegro de que poco a poco las cosas vuelven a las andadas...aunque realmente te quede poquito ya.

    Si es que lo llevas en la sangre, ole tu y tus escritos ;)!

    ResponderEliminar