martes, 18 de mayo de 2010

Libro: 'El aroma de la oscuridad', de Christina Dodd [La llamada de la oscuridad #1]

No sé ya si encasillarme en el género romántico de manera oficial, porque últimamente sólo leo esto, recorro siempre las mismas secciones en las librerías a la hora de comprarme algo nuevo, simplemente ignoro todo lo demás. No obstante, en mi defensa diré que me acerco más al género romántico-fantástico y me guío por las historias sobre seres sobrenaturales que cuentan. Las novelas puras de romance me siguen poniendo enferma.

Como siempre, una ficha técnica:

Libro: El aroma de la oscuridad (Scent of Darkness, 2007)
Autor: Christina Dodd
Editorial: Cisne
Género: romance adulto, paranormal
Año de publicación: marzo 2010
Páginas: 329
Valoración: 8/10

¿De qué trata?
Ann Smith no ha podido evitar que su apuesto jefe, Jasha Wilder, la atraiga locamente. Cuando al fin se decide a poner toda la carne en el asador para seducirlo, se encuentra con un lobo apostado ante la chimenea. Ante su mirada atónita, el animal se transforma en el hombre que ella desea y, para su pánico absoluto, la persigue y captura como una vulgar presa. Ahora no podrán separarse, porque Jasha es el descendiente de Konstantine Varinski, cruel guerrero de la estepa rusa que vendió su alma al Diablo para una vida eterna de vicios y pecados, y Ann es la mujer destinada a romper la maldición que lo tiene cautivo, a caballo entre el hombre y la bestia. Mientras, unos cuantos Varinski renegados se pondrán manos a la obra para detener el milagro...

La llamada de la oscuridad (1/4): El aroma de la oscuridad  //  La caricia de la oscuridad  //  La atracción de las sombras  //  La llama de la pasión



La trama me sedujo desde el primer momento y, la verdad, no me ha defraudado para nada. Acción en todos los capítulos y una muy buena base sobre profecías y pactos con el Diablo es lo que encontraréis en este libro. Pero, sobre todo y lo más importante, lo que te obliga a seguir leyendo hasta que tu vista dice basta se puede resumir en una sola palabra: Jasha.

Hay que reconocer que los primeros capítulos de la historia son un tanto difíciles de digerir. Te sitúan anécdotas ocurridas antes que la historia principal, para presentarte personajes y hechos pasados, y se hace un poco monótono. Luego hay que añadirle que se hace la presentación de Beth antes que de Jasha, y Beth es jodidamente imbécil, sin personalidad alguna, que se pasa todo el libro llorando porque Jasha no le quiere y, cuando le quiere, llora porque le odia y no quiere quererlo. ¡Aclárate, pedazo de idiota! Es totalmente insufrible y la mayor parte del tiempo deseas que se estampe contra un árbol, y cada vez que recibe una paliza, te alegras. ¡Mujeres así, en el mundo! Luego, no obstante, una vez Jasha aparece, el libro se vuelve adictivo y no decae la acción en ningún momento.

Hablemos pues de los personajes. La familia Wilder es muy carismática y les coges cariño rápidamente, en especial a los dos hermanos protagonistas, Jasha y Rurik. Pero... ¿qué decir de Jasha? Es el mayor de los hermanos y líder en el motín, con una maldición que lo transforma en un enorme lobo negro. Un personaje increíble, totalmente fanfarrón, prepotente y pícaro, cuyo vocabulario consiste en comentarios chisposos y frases hechas que te arrancarán una sonrisa, y que, pese a que haga a veces las cosas mal o en su propio beneficio, nunca podrás odiarle porque es el mejor en lo que hace. ¿Cómo, que se parece a alguien? Sí, su carácter es clavadito a Jace Wayland, de Cazadores de sombras. Tardé un par de capítulos en hacer la comparación, y la verdad que siempre me había preguntado cómo actuaría Jace en una novela más adulta (o romántica en este caso) y no me ha defraudado.

Haciendo hincapié ya en la historia, cabe decir que es muy completa e incluso en algunos parajes puede hacerse complicada. La historia de los Varinski se remonta a más de mil años y son constantes las alusiones al pasado, el pacto que hizo Konstantine y las repercusiones que sufre la familia Wilder. Además de ello, Ann es declarado el milagro a la salvación, literalmente, por encontrar la primera clave para revocar la maldición que hace que Jasha y los suyos estén destinados a transformarse en bestias y sentir al diablo en su propia sangre. El único punto a su favor es que, indirectamente está relacionado con el Señor y, en consecuencia, influye aún más en el pacto de los Wilder. A ello se le añade una marca extraña y diabólica que posee por el cuerpo... Vamos, muy interesante.

Como ya comentaba antes, el estilo es toda una exquisitez. La autora elabora constantemente descripciones escrupulosamente detallada y es fácil imaginarse los paisajes, la fiereza de las bestias y las batallas. A veces los diálogos pueden hacerse un poco pesados, ya que los personajes tienen a hacer parrafadas, pero como decía más arriba, Jasha es un auténtico punto de equilibrio para la historia y hace que todos los capítulos sean amenos y fáciles de leer.

La semana pasada salió el segundo ejemplar, centrado en Rurik, que investiga la segunda pista para revocar la maldición. No obstante, es una tetralogía que se relata en orden cronológico, así que es necesario haberse leído este primero para continuarla. Espero hacerme pronto con él, y finalizo esta crítica diciendo que, obviamente, lo recomiendo mucho.

3 comentarios :

  1. Ooohhh està interesant... jooorr vull tenir temps x llegir tant com tu (o wenu, llegir tant rapid com tu) jejejejeje

    Nena, avui començaré Amante Oscuro (ja he liquidat el que estava llegint) jajajaja, a vere k tal!!!

    Jo ja t'encasillu (vaya palabreja me sacao de la manga), ets una romántica perduda jajajaja, i jo tmb! ;-P

    Petunitus macaaaaa~!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Joder, hhas hecho que me entren ganas de leerlo, guarra xDDDDD

    ResponderEliminar
  3. Amante Oscuro començat... mmmm... té bona pinta! ^____^

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...