jueves, 19 de noviembre de 2009

[Crítica de anime] Natsume Yuujinchou (S1 & 2)

Vuelvo a la carta con las críticas de anime, esta vez con un anime de dos temporadas. Hay un poco de trampa con esta serie, poque la dejé a medias el año pasado, creo incluso que fue la última cosa de animación que vi y, al tener una trama tan simple y con capítulos autoconclusivos, sólo tuve que refrescarme la memoria con el último capítulo visto para acordarme de todo. Así que vamos al turrón:

Como siempre, una breve ficha técnica:
Título: Natsume Yuujinchou (Natsume's Book of Friends)
Género: shôjo, sobrenatural
Año: 2008
Estudio: Brain's Base
Director: Takahiro Omori
Capítulos: 26 (13+13, de 20 min.)
Valoración: 7,5/10
Web oficial japonesa


¿De qué va?
Takashi Natsume siempre ha tenido la habilidad de ver a los espíritus, aunque siempre lo ha mantenido en secreto por el qué dirán. Ello le viene de familia, pues su difunta abuela, Reiko, poseía la misma habilidad. Huérfano de ambos padres, Natsume ha pasado la infancia yendo a diferentes casas de parientes para que se ocuparan de él, pero nunca congeniaba por miedo a que le viera como un bicho raro. Finalmente, termina en casa de los Fujiwara, amigos de vecindario de su padre. Allí recibe la herencia de su abuela, un extraño libro llamado "El libro de los amigos", que contiene miles de nombres de espíritus que su abuela encerró por diversión. Tras aparecérsele el temido Madara, que quiere hacerse con dicho libro, Natsume decide ir devolviendo uno a uno los nombres de los espíritus para que le dejen en paz.

Una trama que roza la simplicidad y que podría extráersele muchísimo más jugo, pero ahí se queda. Aunque son dos temporadas, he decidido hacer la crítica conjunta, puesto que si no fuera por el cambio de opening (y que la segunda temporada lleva 'zoku' delante del título original), puede tragarse todo como una única saga. La única diferencia es el tiempo, ya que la primera ocurre en verano, y la segunda, en invierno. Olvidando esto, aparecen los mismos personajes y hay el mismo modus operandi. Es una serie con un dibujo precioso, muy simple y dulce, siempre rodeado de colores pasteles que hacen un primer contacto muy agradable. Además de eso, aunque se nos hable de espíritus, son historias bonitas e incluso románticas, por lo que no hay escenas espenuzlantes ni nada por el estilo.

No es una serie que necesite verse por necesario órden cronológico porque todos los capítulos tienen la misma pauta: un espíritu acude a Natsume, le cuenta su historia, si tiene un problema le ayuda y, finalmente, le devuelve su nombre. No hay complicaciones de trama y son escasos los capítulos en los que hay que lidiar con un enemigo poderoso (y hablamos entonces de dos capítulos dedicados al mismo espíritu, que es nada). Además, la historias se desenvuelven dentro del vecindario y el bosque colindante, por lo que siempre hay la misma atmósfera e incluso la misma estética y, al conocer todos los personajes, produce como una tranquilidad y seguridad que nada te va a sorprender demasiado. A veces esto se agradece.

En cuanto a los personajes, el que más falla es el protagonista, Natsume. Es la cosa más sosa y ahostiable que te puedes echar a la cara, no se inmuta para nada, le van las tías detrás y suda mogollón, luego tiene escenas de amistad masculina sospechosas con su gran amigo Tamura o con Natori (¿¡qué es esa puta manía de tocaros el pelo?!) y de tan altruísta parece gilipollas. Vive en su propio mundo emo de "oh, no, puedo ver espíritus, qué raro soy", y siempre lanza ese rollo de no querer entrometer a nadie en su mierda de vida y echarse todos los marrones. Un mártir. En la otra parte del ring está el gran Madara, puro carisma en vena, que aporta la nota cómica a la vez que ejerce de guardaespaldas del humano. Pese a la forma tan extraordinaria que tiene Madara, una especie de enorme zorro blanco, siempre se transforma en un gato bola, un manekineko, y se hace pasar por un gato doméstico, con un ligero problema con la bebida. Gracias a él, la serie se hace divertidísima.

Otros tipos de personajes son los compañeros de instituto, que no entiendo por qué son amigos de Natsume si éste suda mogollón de ellos. Luego hay aquellos que tienen la misma habilidad que Natsume, como Taki (compañera de clase y que, por defecto, debería quedarse con él como pareja, pero creo que no se la merece, por soso), Tamura o Natori, éste último de bando un tanto dudoso. A todo ello, siempre hay un personaje especial como es Reiko, en cada capítulo aparecen recuerdos sobre cómo era ella o cómo vivía, algo que, al menos a mí, se me hace un personaje muy cercano, no digamos ya que era la puta ama del barrio con sus excentricidades. Sin ir más lejos, siempre me recuerda a Yoruichi de Bleach. Y, después de los personajes humanos, hay un sinfín de demonios, amigos o enemigos, que por relacionarse con Reiko acuden a Natsume. Hay algunos que salen más veces porque deciden ser sus guardianes, pero mayormente cada capítulo es protagonizado por un demonio o espíritu que busca su nombre.

Lo que más me gusta de esta serie es su estética tan japonesa. Todos los espíritus que salen van con los atuendos tradicionales, sus kimonos, sus yukata y sus gueta. Todo muy acogedor. Además, siempre llevan máscaras para ocultar su rostro, por lo que no atemorizan y en muchas ocasiones siempre aparecen con forma humana. La mayoría de ellos son dioses o espíritus de la antigüedad a quienes les rezan los japoneses, y siempre cuentan que ya no se acuerdan de ellos, o buscan aquel fiel creyente que ya no aparece más, o de aquella persona que siempre les visitaba y de quien se quedaron prendados, o cosas por el estilo. Supongo que es un intento para recordar a los lectores el sinfín de tradiciones que tienen y rendirles culto de nuevo.

En fin, es una serie que recomiendo mucho para aquellos que no busquéis una historia del año. Es muy simple pero se ve tranquilamente de un tirón. Son historias sencillas y bonitas, con un dibujo muy agradable y unos espíritus la mar de cucos. Madara os conquistará desde el primer momento, eso seguro. Y para los que os quedéis con ganas, está el manga en Onemanga, aunque está bastante parado y tiene un dibujo muy feo para mi gusto.

Y sin más, os dejo con el segundo op:


Ao Hi Time Machine - Long Shot Party



12 comentarios :

  1. La estoy viendo esa misma jajaja xD

    Me encanta Madara *¬* we weee! me recuerdan a Yuuko y Watanuki (xxxholic) XDDDDDDDDDDDD

    Si, que soso es T_T con lo genial que parece su abuela ù_ú esa tia es genial xD (quieres pelear conmigo?? O_ó xDDDDDDD)

    solo voy 4 capitulos xD a ver si me dejan bajarme el resto xDDDDD (esto va por turnos)

    Yo he visto tambien un momento Yaoi!! oh oh XDDD amor masculino~~XDDD

    Natsume: Sasada, he visto por un momento a Shigure tocandote
    eso sacado de contezto suena muy mal!!! xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

    :_D

    Besitos amor!!~~

    ResponderEliminar
  2. Buena reseña ^^
    Tengo el anime descargado desde hace un tiempo pero aún no lo he visto TT

    A ver cuando toca...

    Besos ^^

    ResponderEliminar
  3. Que buena pinta! Ahora es que estoy viendo clannad, pero cuando termine a ver si veo esta.

    ^-^

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hi!!

    Me ha gustado la reseña muy completa.

    El anime no lo conocía pero su argumento me ha gustado y aunque no sea demasiado favorable la opinion, lo mismo le hecho un vistacillo para ver q tal.

    Besitos. ^^

    ResponderEliminar
  5. @Karis, "Hija del Eje del Mal", muchas gracias por pasarte por mi blog y dejar comentarios!! :)
    Es una serie bastante buena, así que si te da por echarle un vistazo, yo ya me daré satisfecha por haberle interesado a alguien este post!!
    Yo también te afilio, y gracias por el premio! ;)

    ResponderEliminar
  6. buena critica, sarude, la verdad es que me dio curiosidad desde el principio asi que he empezado a verla, tal y como dices, el prota es mu soso y la trama muy sencilla, pero gracias a madara(adoro a ese gato XD) y a otros personajes como la misma reiko, la serie se hace muy amena, en cuanto a la estetica muy tradicional he de decir que se agradece, tanto en entorno como en atuendo de personajes. A mi me ha parecido una serie bastante entretenida, y aunk se le puede sacar mas jugo, esta muy bien para pasar el rato.^^ le pongo un 7. Ea ai lo dejo un besazo nuera mia XDDDDDDD

    ResponderEliminar
  7. Gracias por la crítica Saru. En cuanto acabe mi viciada a "Entre Fantasmas" que ya me queda pokito... ¡Empezaré a ver esta serie! Ya te diré que me ha parecido ^^

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Yo hice una resñita hace nada x3 Esta serie me gusta mucho, sobre todo por el aire tranquilo y a la veaz misterioso que tiene. La verdad es que no me importaría que hicieran 3ª temporada xD
    Lo que sí no entiendo es ese pasotismo de Natsume hacia las personas, parece retrasado xD

    Saludos ^^

    PD: Nos podemos afiliar? Me ha gustado mucho el blog x3

    ResponderEliminar
  9. @mario, gracias por pasarte!! La verdad que lo que más mola de la serie son Madara y Reiko XDDD los putos amos! pero es una serie muy buena y agradable de ver :)

    @Javi, muchas gracias por pasarte por mi blog y dejar comentario. Me encantaría que nos afilíaramos, también tienes un blog genial *-* así que con tu permiso, te afilio :3
    He visto tu crítica también en tu blog, la verdad que es una historia muy buena, ojalá la trajeran aquí en España o hicieran una continuación! XD pero es que nunca entenderé el pasotismo de Natsume, qué chico más soso... ._.

    ResponderEliminar
  10. Este anime es bastante bello y por mi parte no encuentro "soso" a Natsume, simplemente por el hecho de que este anime no apunta a batallas o al tan usado anime harem, la tématica de este es distinta. Para analizar a Natsume hay que ver su infancia, cómo ha vivido todo el tiempo siendo apuntado con el dedo, acusado y "maltratado; tanto que nadie quiere hacerse cargo de él, es decir ver el personaje desde el punto de vista psicológico de éste y no del típico personaje anime al que deben estar tan acostumbrado. Para mi la actitud de Natsume es bastante acorde a los traumas que ha sufrido durante su vida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al fin, alguien que ve a Natsume desde un punto objetivo. Yo estoy de acuerdo que para comprender la forma de ser de Natsume Takashi hay que comprender su infancia y las características de la misma. En lo personal eso que el autor describe como carácter Emo se me hace una personalidad critica y profunda. No es típico personaje shonen que se va a tirar de cabeza a una aventura, es una persona que va a valorar las consecuencias de sus acciones con la idea de mantener la agradable vida que lleva en ese momento.

      Eliminar