lunes, 31 de agosto de 2009

Cine semanal (VII)

Haciendo una breve pausa de la batalla a muerte contra el html, hago este post que se me pasó por alto ayer, que es cuando tocaba.
Antes que nada, muchas gracias a todos los que me habéis dado consejos y tutoriales en el post anterior, me los estoy mirando y enterando un poco de todo. Pronto haré un diseño digno ù_u (aunque nadie podrá evitar que haga cutrebanners XDDD)

Esta semana no he visto muchas películas puesto que me he viciado a Sobrenatural (en breve, entrada sobre la serie y sus dos tiarrones protagonistas) y la séptima temporada de Monk. Desde aquí aprovecho para decir que nunca te olvidaré, Dr.Kroger, eras un actor de primera y siempre esperaba tus escenas para ver cómo camelabas a Monk. Decir que el capítulo que te han dedicado hace honor a tu nombre. Siempre se van los mejores...

En fin, sólo he visto una película, pero creo que merece ser comentada, porque cuando una historia te llega hasta el corazón, es porque realmente vale la pena:


Despertares (Awakenings, 1990)
El doctor Malcom Sayer (Robin Williams) ha dedicado su vida a experimentar con lombrices para dar con curas a terribles enfermedades. Un día consigue un puesto como médico en un hospital de Nueva York para tratar con pacientes en estado vegetal. Al analizar a todos sus pacientes, se da cuenta que algunos, tras una apariencia catatónica, conservan la capacidad para realizar actos reflejos, como coger un objeto antes de que se caiga o tirar una pelota. Al investigar se da cuenta que todos los pacientes han sufrido en común una enfermedad hasta ahora desconocida, la encefalitis letárgica. Decide experimentar con uno de ellos, Leonard (Robert De Niro), administrándole una nueva droga, la L-Dopa, que milagrosamente lo despierta como si hubiera estado en un profundo sueño. Es entonces cuando Sayer decide que todos esos pacientes se merecen una segunda oportunidad para vivir.
Tráiler en inglés y Breve explicación de la enfermedad

Bueno, qué decir, una obra maestra se mire como se mire. Basada en un caso real, el film nos habla sobre la investigación del doctor Oliver Saks y los experimentos que hizo para salvar a todas estas personas. Todas las escenas están basadas en los propios vídeos que Saks filmó así como sus experiencias personales con ellos. El reparto de actores es, sencillamente, brutal, De Niro capta a la perfección la impotencia y la esperanza de una enfermedad que para aquella época no tenía explicación y realmente sientes que está enfermo. Williams como siempre, me tiene enamorada con esa sonrisa infantil desde la mítica Jumanji y he visto todas sus películas sin excepción, por lo que creo que es un digno actor de todo mi respeto. Es una película muy triste, muy real, las escenas con los pacientes desgarran el alma y cuando Leonard es capaz de recuperar el habla, lanza un discurso sobre lo que es la vida y la poca importancia que le llegamos a dar la mayoría, de tal manera que se te encoge el corazón. Se nos habla de la profesionalidad ética, la moral, la amistad, el amor, el miedo a la muerte, del sufrimiento, pero también de esperanza y de sueños.
Lo mejor: Obra maestra en general, destacaría quizá el discurso de Leonard sobre la vida.
Lo peor: pensar que te podría pasar a ti.
Sentencia: Absolutamente recomendable.



Y esto es todo. Me vuelvo al html.


No hay comentarios :

Publicar un comentario