sábado, 25 de julio de 2009

[Crítica destructiva] Estar enamorada y ser gilipollas: relación causa-efecto

Llevo varios días intentando actualizar porque siempre se me ocurre algún tema avispado o simplemente me apatece darle al teclado, pero al final, por una razón o por otra, lo acabo dejando. Eso y que por la tarde tengo una mega sesión de ver series y comedias tumbada en el sofá y eso influye mucho...

Bien, hoy quiero hablar sobre el amor y cómo hace que muchas mujeres se vuelvan idiotas o algo incluso peor, que pierdan la dignidad. Esto surge a raíz de que ayer tuve que estar toda la mañana en el hospital haciéndole compañía a un familiar que estaba bastante grave y pensábamos lo peor. Y hasta aquí se puede leer sobre este tema.

Bueno, llegué sobre las 7:30 de la mañana y todo empezó como las pelis americanas. Estaba aún la persiana medio bajada, así todo muy tétrico, con ese olor nauseabundo que tienen los hospitales, pero lo que me flipó fue ver al compañero de habitación. Era un chico joven, guapetón, que estaba allí porque había tenido un accidente y se le había roto la nariz. Estaba tumbado en la cama sobando y su novia, una chica bastante mediocre (fea, gorda, bajita, cara de empanada), a su lado, sentada a escasos centímetros, agarrándole de la mano como si se fuera a morir. ¡OHDIOSMÍODEMIVIDA! Ella le susurraba cositas al oído, totalmente empalagosas, y hablaba en términos del pokémon, es decir, que acababa las frases con un "cariño". Totalmente repulsivo.
Cuando el chaval se despertó, a ella se le saltaron las lagrimitas porque él estaba vivo (?) y empezó una retahila de diminutivos afectivos que podría provocarle un infarto a cualquier persona sensata. Cuando él se quiso levantar para sentarse, ella le agarró y le sujetó como si fuera un inválido, le sentó, le peinó, le lavó la cara, le acarició, y así sucesivamente. Le trajeron el desayuno y ella exigió un mejor trato para su novio querido que estaba herido de guerra. Le dio de comer, le hizo un masaje en los pies, le dijo lo guapo que era. Y siempre cariño, cariño, cariño.
QUÉ PUTO ASCAZO, COÑO.


Mujeres del mundo entero que no os molestáis en pensar que vivimos en un mundo machista, ¿es NECESARIO
que os rebajéis de esta manera? Vale que el amor sea bonito y necesario para la especie humana, pero ¿realmente os vale la pena? Hemos tardado siglos en que el hombre nos valore por lo que somos. Nacemos ya menospreciadas y nos esforzamos el doble para que se nos reconozca el mérito de lo mínimo. Sufrimos acoso, violaciones, moving, si somos mejores que un hombre se nos llama putas o lagartas, si llegamos a lo alto de la cima laboral se nos llama comepollas, se nos paga menos, tenemos la regla, nos quedamos embarazadas, tenemos hijos y encima hay que cuidarlos al igual que mantener una casa. Pero, por encima de todo, tenemos que mantener al hombre, ese ser todo poderoso llamado el sexo superior demasiado machote para coger una fregona. ¿Por qué? Por culpa de vosotras. Que os rebajáis, os menospreciáis, ponéis delante la vida de un hombre antes que la vuestra, no os importa hacer el ridículo y darlo todo por vuestro cariñín. Aceptáis las tareas domésticas porque siempre ha sido así y pensáis que él ya hace bastante trabajando. Cuando aceptáis esto sin rechistar (porque es por amor, decís) dejáis de ser mujeres, os convertís en una esclava del hombre. Pues no.

El amor no tiene que ser así. Aprended a amar y a amarle, todas buscamos un hombre ideal que nos proteja y nos quiera (en mi caso, uno que me mantenga y sepa controlarme), para compartir el día a día y conseguir buenos recuerdos, pero aprended a respetaros y a quereros antes a vosotras. Aprended que tenéis una vida propia, una personalidad, una dignidad, una autonomía. Y dejad que el hombre no os absorva hasta tal punto que vuestro mundo sea él y nadie más. Porque si seguís así, nunca llegará el día en que una mujer sea igual de importante que un hombre, y no estaría de más que nuestra generación absorviera nuevos valores, como que la casa la llevan dos personas y los hombres no son alérgicos al detergente.
Pero ante todo, pensad en el bien común, en la sociedad. Si os queréis comer la boca y mataros a frases llenas de mariconadas, IROS A UN HOTEL.




Y recordad:
Él/ella tiene que saber que lo/la quieres. NOSOTROS NO.

8 comentarios :

  1. ole ole y ole!

    xDD me lo he leido todo, y si , lo que dices es verdad, U_ú odio el machismo, psé.

    ResponderEliminar
  2. Joer con la tia o_ó q empalagosa XDDDDD

    Que asco de sociedad esta U_U Todavia hay paises donde las mujeres valen menos que una cabra ¬¬"" EN ESTOS TIEMPOS!!!
    ò_ó!! que rabia da todo eso!!


    Cuando nos casemos yo te controlaré y te protegeré (???) XDDDD *__*!!!

    :D~

    ResponderEliminar
  3. OLÉ TU COÑO!!! Que razón tienes ù_u

    ResponderEliminar
  4. Superada! me lo leí todo! Pero que asco de tia, no? y el novio no la envia a freir espárragos? porque era para hacerlo XD ni que fuera a morirse, coño, que solo ha sido la nariz XD A mi es que esas parejitas TAN empalagosas me dan bastante asco, me suben el azúcar y si estoy mucho rato cerca de alguna acabao muriendo XD

    Que joer, entiendo que quieras a tu pareja, yo también tengo novio y se que se siente y tal..pero no nos pasemos u.u Si tengo que ser ñoña con él lo seré en la intimdiad o cuando no haya nadie cerca que nos pueda escuchar XD Pero una cosa está clara, NUNCA me comportaré como un perrito faldero (como la que me describes) con él, ni con nadie. Eso es rebajarte demasiado....u.u

    saludos!

    ResponderEliminar
  5. "Aprended a amar y a amarle, todas buscamos un hombre ideal que nos proteja y nos quiera (en mi caso, uno que me mantenga y sepa controlarme),"


    Pedirle a un hombre que te proteja es igual uqe si él te pide que le mimes, como la pareja de tu hospital.

    Me gusta que estés tan encendida e indignada, te doy la razón en muchas cosas, pero los desprecios van en ambas direcciones!

    ResponderEliminar
  6. no no aqui la que da asco es la que escribe este post.

    Tanto daño te han hecho para que hables asi del amor???

    PENOSAAAAAAAA

    ResponderEliminar
  7. a mi me gusta lo que dices, no hay que ser tan tonta ni ñoña, por favorrr! hay que tener a alguien que nos quiera y nos sepa querer!

    ResponderEliminar
  8. Amén!

    Esto es como para imprimirlo y llevárselo a unas cuantas amigas.

    Te cuento algo que me pasó hace unas semanas: estaba en la parada del colectivo (no me puedo acordar cómo lo llaman en España, el bus, esa cosa rectangular en la que se viaja como sardinas) y se para al lado mío, tapándome la visión (cosa de que no pueda ver si llegaba o no mi transporte) una pareja. Alrededor de 17-20 años. Pegados como mugre y uña, empezaron a los besos, a escaso medio metro mío. Pero no besos cualquiera. No, no, no. Con intercambios de SONIDOS de saliva de acá para allá. Está bien, se quieren, pero ¿qué necesidad de hacer sonidos desagradables, tapándome la visión, y en hora pico, en pleno centro de la ciudad?

    Pasó un buen rato. Puse la peor cara de asco del mundo y me moví de lugar de forma que yo les tapara la visión a ellos, bien pegada, dándoles la espalda, de paso a ver si les agarraba un mínimo de vergüenza. Acto seguido, la chica le dice: "—ay, bueno, no me gustan los besos en público-" (y se puede saber qué *** estabas haciendo???). El chico le murmuró algo, a lo que ella le contestó: "—No soy arisca! Si sabés que no me gusta...—"
    En ese momento, en el que no sabía si mirarlos con cara de horror o vomitar ahí nomás, apareció MI colectivo. (Gracias)

    Ojalá les pase lo mismo a esos dos algún día, así van a ver lo desagradable que fue.. ¬¬

    ResponderEliminar